Barranquilla tendrá su Central Park

0
640
La renovación urbana de Barranquilla se siente, especialmente, por su espacio público más verde y nuevos parques. Foto cortesia Alcaldia de Barranquilla.

[Fuente: Revista Semana].

Ese es solo uno de los proyectos urbanísticos de Constructora Bolívar en la ciudad. El presidente de la compañía, Carlos Arango, habla sobre ellos.

SEMANA: Hoy Constructora Bolívar tiene varios proyectos en Barranquilla, ¿por qué tanto interés en esta ciudad?

CARLOS ARANGO: Porque confiamos plenamente en la administración local. Empezamos a trabajar en un proyecto de vivienda del gobierno nacional en el municipio de Soledad y pudimos ver el potencial de Barranquilla. Como su Alcaldía nos brinda seguridad, ahora tenemos varios proyectos en la ciudad y en el Área Metropolitana.

SEMANA: ¿A cuánto asciende su inversión aquí?

C.A.: Estamos hablando de entre 400.000 y 500.000 millones de pesos. Una de las inversiones más importantes es la de Alameda del Río, que realizamos con la constructora Amarilo. En este lugar edificaremos entre 8.000 y 10.000 viviendas. Además, en el lote del Batallón Paraíso se realizará el gran parque de Barranquilla. Estamos preparados para que, en cuanto terminen los últimos trámites con el Ministerio de Defensa, podamos construir ahí un gran desarrollo urbano.

SEMANA: Este proyecto es una buena noticia para la ciudad.

C.A.: Es cierto. Por eso esta iniciativa es tan importante. Recordemos que el Batallón Paraíso tiene cerca de 55 hectáreas, dos tercios de ellas para espacio público y un tercio para el desarrollo urbano. De esta manera será viable el traslado del batallón. Al parque lo atravesarán dos vías, estará vinculado con el malecón, y será un polo de desarrollo y esparcimiento. El alcalde Char lo compara con el Central Park de Nueva York.

SEMANA: ¿Qué tanto han aportado las constructoras a la transformación del Distrito?

C.A.: Todas las compañías del sector que decidimos apostar por Barranquilla hemos generado un cambio. Hemos construido vivienda de calidad. Un buen ejemplo fueron las unidades de Torcaza y Gorrión, prestadas a la Villa Centroamericana que albergó a los competidores de los Juegos Centroamericanos celebrados este año. Fue un experimento arriesgado, pero el tiempo probó su éxito.

SEMANA: ¿En cuánto tiempo construyeron este proyecto?

C.A.: En un año, 1.100 apartamentos dedicados a los deportistas. También construimos infraestructura temporal en las zonas comunes de los conjuntos. Hoy estamos entregando esas viviendas a los compradores a muy bajo costo, con buenos acabados y buena ubicación. Son las primeras hechas en Alameda del Río.

EMANA: Hablando de Alameda del Río, ¿la ampliación de la Circunvalar propició un desarrollo urbano allí?

C.A.: Sí, porque esa vía es el eje en esta parte de Barranquilla. La clave para lograr que la zona sea un polo de desarrollo de la ciudad fue haber aceptado este reto en colectivo, junto con Amarilo y otros tres constructores. Ahí estuvo la fórmula del éxito. En el Distrito, las áreas de planeación funcionan bastante bien, son colaboradores y ágiles. Vimos una gran oportunidad y no nos equivocamos.

SEMANA: ¿Qué tuvieron en cuenta para desarrollar este barrio?

 

 C.A.: Con las constructoras trabajamos en equipo para que la parte urbana contara con el desarrollo requerido, que tuviera buenos corredores viales y zonas verdes. De esta manera garantizamos la calidad a futuro, y por eso realizamos algunos desarrollos comerciales complementarios a las viviendas, porque recuerde que en esa zona no había nada. Este desarrollo tendrá un mejor futuro con las vías que se están terminando de construir, que conectarán al barrio con la ciudad.
SEMANA: ¿Las constructoras pueden contribuir para que sea posible la llegada de una ruta de Transmetro al sector?

C.A.: Antes de un año muy seguramente tendremos la totalidad del transporte masivo operando en la zona. A la ciudad le interesa que este lugar se desarrolle bien, y la presencia del transporte público y de los servicios del gobierno local colabora con este objetivo.

SEMANA: ¿Los barranquilleros invierten en vivienda?

C.A.: Lo hicieron durante un par de años. Había precios bajos y muchos inversionistas, eso motivaba a la gente a comprar. Luego el mercado se ajustó. Se vendieron demasiados inmuebles y cayeron las ventas. Sin embargo, aún hay una demanda activa, tanto en la vivienda social como en la de estratos más altos.

SEMANA: ¿Cuáles son los perfiles de esos compradores?

C.A.: Muchas de las interesadas son familias jóvenes. Aquí, a diferencia de Bogotá, hay menos viviendas pequeñas. Estamos esperando las cifras del censo para conocer los productos que busca el comprador y así adaptarlo a las nuevas necesidades de la sociedad.

SEMANA: ¿Cómo va el proyecto de La Loma?

C.A.: Tiene un futuro excelente. Allí va a estar ubicada la Alcaldía, tendrá un centro comercial, viviendas y oficinas. Está muy cerca del centro, por tanto contará con todas las conexiones viales. Se desarrollará rápidamente, ya hay cinco o seis constructores listos para participar. Nosotros estamos vinculados. Falta que se legalicen algunos predios para arrancar.

SEMANA: ¿En cuántos años podríamos ver esa Barranquilla transformada de la que hemos hablado tanto?

C.A.: Yo creo que en una década se verá un avance muy importante.

SEMANA: ¿Estos proyectos de la Alameda del Río y La Loma serán como el Puerto Madero de Buenos Aires?

C.A.: Las miles de personas que van al malecón los fines de semana generan un cambio. Con el tiempo habrá más restaurantes y sitios para la diversión. Darle la cara al río fue un paso importantísimo para Barranquilla.

*Editora y Negocios y Economía de Revista SEMANA.