Air-e sorprende y neutraliza a 204 apartamentos que robaban energía en Soledad y Barranquilla

0
31
En este multifamiliar venían robando energía. Imagen suministrada por la empresa Air-e.

La empresa Air-e, la Policía y la Fiscalía, apoyados de técnicos especializados detectaron el robo de energía en 4 multifamiliares en Soledad y Barranquilla.

Descubrieron equipos de medida manipulados, líneas directas y puentes externos, para evadir el pago real del consumo de energía.

Multifamiliar Villa Serena

En la calle 18 con Kra 47- 01 (Costa Hermosa) Soledad, en  200 apartamentos había 45 irregularidades.

Multifamiliar las Acacias

En la calle 65 con Kra 13 (El Manantial) Soledad, se comprobaron  55 irregularidades entre 200 suministros en viviendas de dos plantas.

Manuela Beltrán

En la calle 33C con la Kra 15, en los multifamiliares Parques de Bolívar en la Manzana 1 y Manzana 2, había 100 irregularidades en 600 suministros revisados.

En Barranquilla

Se revisaron 100 suministros en el conjunto Parque de Villa Tivoly, detectándose 9 irregularidades en la Kra 70 con la calle 91, cerca a Villa Carolina.

De acuerdo con Ramiro Castilla Andrade, gerente de Air-e en el Atlántico, al revisar 1.100 suministros,  204 tenían diferentes formas de robar energía.

“Por el tipo de electrodomésticos utilizados en viviendas, estimamos que la empresa ha perdido $1.296 millones durante el último año”, según Castilla Andrade.

Recordó que por la vía penal como delito de Defraudación de fluidos (artículo 256 del Código Penal) se abordan estos casos.

Los implicados pueden ser sujetos de penas, individualmente, de hasta por 6 años de prisión y multas hasta por $150 millones (150 salarios mínimos legales mensuales vigentes).

La empresa Air-e, Policía Nacional y Fiscalía General de la Nación, agradecen las denuncias  formuladas por los usuarios que pagan su consumo de energía, para actuar de manera contundente contra los delincuentes que siguen cometiendo este ilícito.

“Rechazamos el fraude que afecta la calidad del servicio, atenta contra la vida y la integridad de las personas implicadas y de los usuarios que legalmente están conectados a la red. Así mismo, atenta contra la estabilidad financiera del prestador del servicio de energía y afecta económicamente a los usuarios”, dijo Ramiro Castilla Andrade, gerente de Air-e en el Atlántico.

Fuente: Relaciones Externas Air-e