Esta tarde entregan el libro ‘Chelo De Castro, El Gran Mariscal’

0
17
El maestro Chelo De Castro (Q.E.P.D.). Foto: Suministrad

Este jueves 30 de junio, a las 6 de la tarde en el marco de un homenaje que la Universidad Autónoma del Caribe le rinde al periodista deportivo Chelo de Castro, recientemente fallecido, será presentado el libro ‘Chelo De Castro, El Gran Mariscal’.

La obra de 160 páginas ilustrado con fotografías a color y blanco y negro, contempla la vida y obra de quien es considerado el gran decano de los periodistas deportivos del país.

El pasado 20 de junio, a los 102 años, falleció quien en vida ejerció ininterrumpidamente la profesión periodística por más de 75 años.

Sus columnas en distintos medios escritos, entre los cuales El Heraldo, en el que permaneció sus últimos 45 años, traspasaron fronteras más allá del país por lo que organismos como la AIP (Asociación Internacional de Prensa) exaltaron sus virtudes y lo elevaron a la máxima categoría en el campo periodístico.

Igual, su reconocido programa radial Desfile Deportivo que durante más de 65 años (fue fundado en 1953) en distintas emisoras locales, le valieron exaltaciones nacionales como la Asociación Colombiana de Redactores Deportivos-ACORD- Cicrodeportes del Atlántico y distinciones del Congreso de la República, Gobernación del Atlántico y Concejo Municipal de Barranquilla.

Durante quince años desarrolló su programa Desfile Deportivo en la Emisora Cultural de la Universidad Autónoma del Caribe, institución que lo exaltó en el 2006 distinguiéndole con el Premio Vida y Obra al maestro Chelo De Castro.

Hoy, días después de su fallecimiento, la Universidad Autónoma del Caribe por intermedio de su rector, Mauricio Molinares Cañavera y directivos de la Alma Mater, exalta de nuevo su nombre en Homenaje Póstumo al Maestro Chelo De Castro y haciendo entrega de una nota de estilo a su esposa e hijos en reconocimiento al más grande periodista deportivo de la región caribe.

El lanzamiento del libro se realizará a partir de las 6 de la tarde con presencia de periodistas, directivos de la Universidad Autónoma del Caribe, de representantes del Centro Cancerológico del Caribe -Cecac- y la Clínica San Martín, los patrocinadores, de amigos y de la familia del maestro Chelo De Castro, quienes constituyen el epicentro del acto. Autoridades del departamento y de la ciudad y dirigentes del deporte han sido invitados al evento que además es de carácter abierto.

El libro EL Gran Mariscal, es una pretendida biografía o recorrido cronológico no solo de la actividad profesional desarrollada por más de 75 años en el noble oficio de la comunicación, sino además trazando rasgos de la vida personal y familiar del maestro Chelo De Castro en una familia con cuya esposa doña Judith Vásquez con quien permaneció unido 74 años, dieron racimo de siete hijos: José María, Aníbal, Iván José, Silvana, Bellita, José Víctor y Darío.

Portada del libro El Gran Mariscal

Portada del libro El Gran Mariscal Foto: Portada del libro El Gran Mariscal
Describe la obra, apartes que, como buen barranquillero, Chelo De Castro jugó bola ‘e trapo, bolita ‘e uñita, bailó trompo y ‘carrucha’, jugó a la chequita, la lleva y 4-8 y 12.
También, apostó carreras dando vuelta a la manzana con una rueda de metal, pero su mayor inclinación fue con los guantes de boxeo para intercambiar golpes con los muchachos del barrio.
Cercano al estadio moderno y vecino del “Flaco” Meléndez quien tomado de la mano lo ingresaba al estadio, se codeó con figuras del fútbol como Pedro “La espada Yepes”, José Escorcia, Agustín Consuegra, los hermanos Víctor, Juan y Gabriel Mejía, hijos de la fundadora del Junior Micaela Lavalle de Mejía.
Chelo acentuó sus preferencias por el béisbol y el boxeo y gracias a su empeño desmedido por lectura de revistas y periódicos se hizo profundo conocedor de estos deportes y de grandes figuras como Babe Ruth, Joe Di Maggio, Brook Robinson, Mickey Mantle, Roger Maris, en el béisbol de Grandes Ligas y de boxeadores como Jack Dempsey, Rocky Marciano, Joe Louis, Primo Carnera, Luis Ángel Firpo, el alemán Schmeling, Cassius Clay, Joe Frazier etc.  Todos campeones mundiales en los pesos pesados.
Comenzó su larga y exitosa carrera en el Semanario La Unidad, que dirigía el doctor Armando Zabaraín.
En el periódico La Prensa siguió escribiendo su columna desde 1950 y a partir de 1960 trasladó sus escritos a EL Nacional, un vespertino de Julián Devis Echandía, donde estuvo ocho años.
En 1968 laboró en Diario del Caribe donde permaneció los siguientes ocho años. A partir de 1976 se desempeñó como columnista de El Heraldo, donde siguió gozando del aprecio de todos y del reconocimiento total del público barranquillero.
Dueño de un vocabulario exquisitamente picaresco y aunque de lenguaje sencillo y claro, utilizó un léxico con palabras de su inventiva que a fuerza repetitiva se volvieron populares en sus miles de lectores y oyentes.
Palabras y frases como “bambinazo” (jonrón), “jeme a jeme”(mano a mano), “la friolera”, “pregunta pringamosera”, “never come back” (nunca jamás), “mondis miqui joping yegua” y Et Pa Plus (hasta aquí llegó), entre otras, se hicieron célebres y pertenecieron entonces al dominio del público caribeño.
Defensor radical e impetuoso del deporte y deportistas de la región se constituyó en el gran padrino de los escenarios deportivos y en punzantes campañas logró que se bautizarían con nombres como Tomás Arrieta, Romelio Martínez, Humberto Perea, Elías Chegwin y Roberto Meléndez los estadios de béisbol, fútbol, baloncesto, boxeo y el más moderno del balompié colombiano.
Recuentos de picantes y graciosos hechos anecdóticos, de sus “encontrones” con colegas como Fabio Poveda, Edgar Perea y Melanio Porto Ariza, de las ripostas a los comentaristas ‘cachacales’ que pretendieron “robar” primogenituras deportivas a Barranquilla y de todo un enorme historial plasmado en sus decembrinas Acuarelas Costumbristas, y mucho más se recogen en el libro Chelo De Castro El Gran Mariscal, que estará al público a partir de esta presentación en la Universidad Autónoma.
Próximamente estará en venta en la Librería Nacional de Barranquilla y otras capitales.
Fuente: Zona Cero