Tantor, el elefante del Zoo, recibe los cuidados necesarios para su salud y bienestar

0
11
Tantor, el elefante africano del Zoológico de Barranquilla. Imagen: WIKIMEDIA COMMONS

En 1991, ‘Tantor’, un elefante africano macho, llegó al Zoológico de Barranquilla, entregado por el Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y de Ambiente.

Había sido rescatado por la Dirección Nacional de Estupefacientes, en una finca de Repelón (Atlántico), propiedad de Los Hermanos Ochoa, narcotraficantes del Cartel de Medellín en los años 80.

Teniendo en cuenta que se desconoce la fecha y sitio de su nacimiento, se estima que tiene unos 50 años, superando la esperanza de vida para un paquidermo.

Desde hace 31 años y debido a que no es una especie propia de Colombia y por lo tanto no puede ser liberada en el país, el Zoológico ha realizado innumerables esfuerzos para que el elefante reciba todos los cuidados especializados necesarios para garantizar su salud y bienestar.

Incluye el acompañamiento de un equipo de expertos en fauna silvestre, conformado por veterinarios, biólogos, zootecnistas y cuidadores.

En 2012, ‘Tantor’ recibió atención odontológica de manera oportuna, por una afección en uno de sus colmillos, procedimiento sin precedentes en Latinoamérica, participando  veterinarios y odontólogos de Estados Unidos.

De igual manera, en 2017, presentó una fractura en el colmillo derecho, siendo operado, intervención en la que participaron 30 personas, destinándose cerca de 370 millones de pesos, entre recursos propios y donaciones.

La Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, entidad que administra este centro de conservación y que cuenta con acreditación internacional de la Asociación Latinoamericana de Parques Zoológicos y Acuarios, destina recursos económicos, técnicos y humanos para la atención del elefante y de las de más de 130 especies que viven en el Zoo.

En el bienestar de los 800 animales bajo su cuidado, invierte más de 1.500 millones anuales, incluyendo al elefante, para quien se destinan 100 millones de pesos al año, exclusivamente, en su alimentación.

Asimismo, en una articulación entre la Alcaldía Distrital de Barranquilla, la Gobernación del Atlántico y la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, se ha venido realizando un trabajo conjunto para la reubicación del Zoológico, de tal forma que los animales tengan un mayor espacio.

Para ello, ya se cuenta con investigaciones de mercado, un concepto de diseño, un predio seleccionado y una firma internacional escogida para realizar el plan maestro arquitectónico, lo cual ratifica el compromiso de nuestra BiodiverCiudad con el bienestar animal y la conservación de la biodiversidad.

Fuente: Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla