Sabor Barranquilla, desde hace 15 años con un ingrediente social

0
29
Sabor Barranquilla cuenta con un componente social apoyando el mantenimiento de un comedor en el sector del Pinar del Río que lidera la Cruz Roja Colombiana seccional Atlántico.

Sabor Barranquilla nació con estrella y con un propósito social.

Desde su primera edición  (29 al 31 de agosto de 2008) su crecimiento ha sido orgánico y vertiginoso, convirtiéndose en la feria gastronómica más importante del Caribe.

Esta proyección se debe, además de la diversidad, la agenda académica y su impacto social, por el trabajo arduo que la Cruz Roja Colombiana seccional Atlántico inició hace 15 años con el apoyo de Fenalco Atlántico.

Fue una idea, un gran sueño que se convirtió en una realidad que lo consolidó no solo como una actividad gastronómica, sino como un evento de ciudad.

“Cuando miramos atrás a la primera versión y lo que tenemos hoy, hemos crecido no solo como evento, sino en impacto sobre el sector.

Nos enorgullece la trascendencia que recibe la cocina de tradición hoy, ver cómo está cada vez más presente en la agenda de los nuevos cocineros, en el sector turístico, en el pénsum de las universidades y academias de cocina, al igual que en el ciudadano común que se enorgullece de los platos locales y los aprecia mucho más”, explica Patricia Maestre, directora de Sabor Barranquilla.

Durante estos 15 años no solo se ha generado este impacto en el sector gastronómico o educativo sino también en la vida de chefs y cocineros que han encontrado en la Feria el trampolín para darse a conocer y/o proyectar su carrera.

“Es muy grato ver todo el que se ha formado y fortalecido a través de su paso por Sabor
Barranquilla, como ocurre con muchos cocineros tradicionales y profesionales que se dieron a conocer y hoy son muy exitosos, al igual que muchos emprendimientos”, cuenta con orgullo Patricia Maestre.

El secreto para mantenerse y reinventarse durante este quindenio está basado en la dinámica de la propia cocina, lo que permite y hace más sencillo el nacimiento de nuevas propuestas y tendencias.

“El Caribe es sinónimo de diversidad, no hemos agotado aún todos los temas alrededor de los cuales podemos enmarcar cada versión de Sabor, esa es nuestra fuente de inspiración”, contó Maestre.

Y ha sido gracias a esta dinámica que la Feria, que inició teniendo como escenario el salón Jumbo del Country Club, tuvo que trasladarse hasta Puerta de Oro, Centro de Eventos del Caribe, siendo el evento inaugural de este recinto que abrió sus puertas en nuestra ciudad en agosto de 2016 teniendo como marco a Sabor Barranquilla.

Además, de resaltar el apoyo que ha recibido desde ese momento por parte de Corferias Caribe.

“Nuestro crecimiento se ha dado gracias al entusiasmo y el apoyo tanto del sector público como privado, al igual que el público en general, que hizo suya la Feria desde el comienzo.

Al cabo de las tres primeras versiones llegó un punto en que el salón donde se hacía era insuficiente para el público que nos visitaba.

Entonces, tuvimos que idearnos muchas fórmulas para que siguiera siendo agradable la experiencia.

Luego nos correspondió ser el evento inaugural del Centro de Eventos Puerta de Oro, y eso sí que fue un reto enorme, porque nos tocó sortear muchos inconvenientes producto de la construcción recién terminada, como eliminar el olor a cemento y el polvo, siendo un evento de cocina. Al final, lo logramos!”, explica la directora de Sabor Barranquilla.

La fórmula de éxito de Sabor Barranquilla ha sido que no es un evento de un solo dueño o de un negocio en particular, por el contrario, convoca a todos los interesados en fortalecer el sector gastronómico, desde las grandes marcas de alimentos hasta el pequeño emprendedor, del cocinero más famoso a nivel internacional hasta las matronas.

“Yo sueño con un evento que sea referente de la cocina del Gran Caribe a nivel internacional, que crezca en visitantes internacionales y de todo el país”, afirmó Patricia Maestre.

Componente social

Sabor Barranquilla siempre se ha caracterizado por tener un componente social en el que los más pequeños son lo más importante.

Es por eso que la Cruz Roja Colombiana seccional Atlántico aporta parte de la boletería al mantenimiento de un comedor en el sector del Pinar del Río.

“La seguridad alimentaria es un tema que cobra cada vez más importancia en la sociedad, y más cuando se trata de niños menores de 5 años, cuyo buen desarrollo mental y físico depende altamente de su nutrición.

Esto es lo que asegura un programa de comedor como el de la Cruz Roja y sin estos recursos es muy difícil su sostenimiento anual”, comentó Maestre.

Pensando precisamente en los más pequeños, regresa la Zona Infantil a Sabor Barranquilla.

“Este año regresa con mucha fuerza la zona infantil, montada por Gases del Caribe, que piensa siempre en darle una experiencia a los más pequeños que recuerden siempre. Habrá muchas actividades que giran alrededor de la cocina, para que la diversión sea la mejor, como en años antes de la pandemia” dijo Maestre.

Fuente: Sabor Barranquilla