La Región Caribe, estancada en términos de cobertura en Educación Superior

0
24
Imagen de referencia: Una de las sedes de la Universidad de la Costa en Barranquilla

El Observatorio de Educación del Caribe de la Universidad del Norte, analizó los indicadores de cobertura y matrícula en la Educación Superior de la Región Caribe entre el año 2020 y 2021, según las cifras arrojadas por el Ministerio de Educación Nacional.

De acuerdo a los resultados obtenidos, se identificó que la pandemia no afectó
significativamente la dinámica de matrícula y cobertura en la región, a pesar de lo que se esperaba.

“Se presentó una variación mínima en la matrícula total de Educación Superior, que representó una caída de 0.54%, entre el año 2020 y 2021.

No obstante, la matrícula al sector oficial mostró un crecimiento seguramente a razón de los programas de matrícula cero que se vienen implementando a nivel nacional y local.

Por su parte, la matrícula privada, cayó un 2.75%, lo que significa que “continúa el lento retroceso que se viene experimentando desde el 2017”, expresó Jorge Valencia Cobo, coordinador del Observatorio de Educación de la Universidad del Norte.

El análisis presentó los resultados de matrícula en los niveles de formación: Técnico Profesional, Tecnológico, Universitario, Especialización, Maestría y Doctorado.

Así, las cifras de matrícula a la formación Técnico Profesional, y Universitario, aumentaron con respecto a 2020; la Tecnológica tuvo un descenso significativo en la región.

En Posgrados, se presentó un aumento en la matrícula a la Maestría y disminuyó en
Especializaciones y Doctorados.

Estos resultados indican que la región no ha avanzado en términos de cobertura en Educación Superior: pasó de 35.5% en 2020 a 35.55% en 2021.

Básicamente, esta cobertura está estancada. Sumado a esto está el agravante que, en la región, todos los departamentos se encuentran por debajo de la media nacional, en términos de cobertura en Educación Superior, especialmente en los departamentos de La Guajira (20.4%) y Córdoba (26.7%)”, añadió el coordinador.

De acuerdo con el Observatorio, para estos resultados ha incidido mucho el déficit de cupos en el sector oficial, a pesar de que su matrícula ha aumentado:

La relación entre los estudiantes que aspiran a ingresar a las universidades públicas y los que definitivamente terminan siendo admitidos y matriculados es bastante alto.

De igual forma, influye también la disminución del alcance a los programas de Becas y Subsidio a la demanda que permiten de alguna manera que el Sector Privado apoye al Sector Público, ofreciendo sus cupos para estudiantes que pudieran acceder por mérito o por otros criterios.

“Ante este panorama de poco crecimiento de la oferta del sector público y de una disminución en el acceso de cierto sector de la población al sector privado, se podría prever que la cobertura difícilmente en los próximos años pueda avanzar especialmente en la región”, manifestó el coordinador del Observatorio.

Ahora bien, para fortalecer el acceso a la Educación Superior Pública, el coordinador del Observatorio de Educación de la Universidad del Norte, asegura que es necesario resolver la situación de los cupos, por dos vías:

Aumentando y mejorando las condiciones de la infraestructura de las universidades públicas.

Descentralizando las ofertas: es decir, llevar la oferta de las universidades públicas a los sectores periféricos de la región.

Todo esto toma tiempo, por tanto, es deseable que las administraciones locales continúen fortaleciendo los programas de subsidio a la demanda se sigan fortaleciendo, para que se armonice esa transición.

Es un riesgo no apostarle al apoyo, a través de las universidades privadas, a estudiantes que tienen menores condiciones socioeconómicas.

El resultado sería una sobresaturación en el sector público, generando en últimas mayores problemas de cobertura en el corto plazo”, mencionó Jorge Valencia, coordinador del Observatorio de Educación.

Fuente: Universidad del Norte