Piedras que capturan C02: una idea contra el cambio climático

0
13
Acelerar el proceso natural mediante el cual las rocas reaccionan con la atmósfera capturando CO2 es una idea que los geólogos comienzan a ver con otros ojos ante la emergencia climática. Camilo Montes, investigador de Uninorte, cree que es hora de hacer pruebas en Colombia.

Estamos frente a una investigación de Camilo Montes, docente de la Universidad del Norte, sobre la estrategia de geoingeniería frente al calentamiento global.

Acelerar el proceso natural mediante el cual las rocas reaccionan con la atmósfera capturando CO2 es una idea que los geólogos comienzan a ver con otros ojos ante la emergencia climática. Camilo Montes, investigador de Uninorte, cree que es hora de hacer pruebas en Colombia.

La receta para combatir el calentamiento global que de un tiempo para acá discuten con intensidad y esperanza algunos geólogos es la siguiente:

1· Tome grandes cantidades de rocas negras con hierro y magnesio
2· Pulverice las rocas hasta convertirlas en arena
3· Esparza esta arena sobre tierras cultivables.
4· Espere pacientemente a que la arena reaccione con la lluvia y la atmósfera.
5· En el curso de algunos meses esas rocas molidas atraparán una buena cantidad de C02 atmosférico evitando que se siga acumulando, reduciendo el calentamiento global y de paso ayudando a controlar la acidez de los suelos de agricultura.
6· El CO2 quedará atrapado en forma de roca al menos por otros 100.000 años.

Camilo Montes, profesor del Departamento de Física y Geociencias de la Universidad del Norte, ha seguido con mucha curiosidad e interés estas discusiones. Sobre todo porque cree que Colombia es un lugar ideal para estudiar y experimentar la viabilidad de esta estrategia de geoingeniería frente al calentamiento global.

Después de completar varias décadas recorriendo Colombia de punta a punta intentando entender cómo se formó la Cordillera de los Andes y otros procesos geológicos, Camilo Montes es un buen conocedor de lo que existe bajo nuestros pies. Cuando escuchó hablar de esta técnica pensó inmediatamente en todo el cinturón de rocas negras ricas en hierro y magnesio del occidente y noroccidente colombiano. “Dado que en el mismo cinturón existen grandes extensiones de cultivos de banano y de palma africana, y es un clima tropical húmedo, está todo para la receta”, comenta.

En los últimos meses ha tocado puertas de gremios económicos bananeros para intentar despertar su interés en experimentar con esta posibilidad. Uno de los argumentos que les plantea es que la roca caliza que usan como estrategia para controlar la acidez del suelo que generan los fertilizantes, se podría sustituir por estas otras rocas. De hecho, el uso de roca caliza emite CO2 durante su extracción. Una buena parte de las emisiones de la agricultura vienen de ese proceso. En esa medida, el uso de rocas negras ricas en hierro y magnesio podrían cumplir la triple función de capturar CO2, controlar la acidez del suelo y reportar una reducción adicional de emisiones de la agricultura.

“Como me la paso martillando rocas negras, sabía que aquí las tenemos”, dice con humor Camilo, “Colombia aparentemente es un sitio ideal para esto porque tenemos agricultura a gran escala, el clima necesario y las rocas. Es una oportunidad para investigar en el trópico”.

Fuente: Universidad del Norte