Que un corrientazo no te quite la vida

0
12
Las instalaciones eléctricas tienen implícito un riesgo que se encuentra en la mayor parte de las actividades humana, pero implementar medidas preventivas en los hogares, establecimientos comerciales o industrias, puede salvar vidas.
Los riesgos eléctricos se pueden presentar en las redes de alta, media y baja tensión aéreas y subterráneas.
Igual, en nuestras casas cuando manipulamos conexiones internas, electrodomésticos, herramientas eléctricas y en general artefactos eléctricos.
Si bien es cierto la energía permite el disfrute de la ventilación, refrigeración y el sano esparcimiento, existen peligros que pueden prevenirse construyendo instalaciones eléctricas internas con personal técnico calificado y usando materiales certificados que cumplan con la regulación colombiana y realizando periódicamente mantenimiento a las instalaciones y electrodomésticos.
Los conductores internos o cableado deben tener el calibre adecuado para los equipos que se van a conectar.
Una extensión defectuosa, un tomacorriente en mal estado o la falta de mantenimiento, puede ocasionar una descarga eléctrica y la muerte de una o varias personas.
Igualmente, no se deben sobrecargar las conexiones para evitar incidentes lamentables e instalar puestas a tierra, así como las protecciones adecuadas para la carga de cada vivienda para proteger la vida.
Lamentablemente, en algunas instalaciones se utilizan empalmes artesanales en las redes internas/externas o se dejan cables expuestos, aumentando el riesgo de accidentes.
Seguridad en exteriores
Infortunadamente algunas personas hacen intervenciones urbanísticas en sus casas, sin los debidos permisos y sin cumplir con las distancias mínimas de seguridad para evitar accidentes eléctricos.
De acuerdo con el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas – RETIE, se deben respetar las distancias mínimas de seguridad para no generar alto riesgo de sufrir accidentes con consecuencias graves, daños irreparables por acercamiento de personas, animales, vegetación, estructuras, edificaciones o cualquier otro tipo de equipos.
Cuando se vayan a realizar construcciones no deben manipularse varillas, palos, tubos, alambres cerca de las redes, violando las distancias mínimas de seguridad ocasionando  accidentes por contacto directo con la red, inducción o arco eléctrico.
Si necesita instalar antenas o mantenimiento a las edificaciones, verifique que no haya redes eléctricas cerca.
Tampoco, se debe utilizar la infraestructura eléctrica para instalar carteles, pasacalles o pancartas, ni arrojar objetos sobre las redes.
Ante la caída de una línea al piso, informe inmediatamente a la empresa Air-e por el 115 desde cualquier teléfono fijo o celular.
Además, el incidente se puede reportar por la App Air-e  para que un técnico especializado aísle el peligro y repare la red.
Ningún particular debería manipular o acercarse a la red eléctrica.
Zona de servidumbre
Es la franja de terreno que debe estar sin obstáculos a lo largo de una línea de transporte o distribución de energía eléctrica, como margen de seguridad para la construcción, operación y mantenimiento de dicha línea, así como para tener una interrelación segura con el entorno.
No respetarla expone a riesgos eléctricos a las personas, animales y vegetación.
Por eso en la mencionada área está prohibido sembrar árboles de alto crecimiento o construir cualquier tipo de edificación para albergar personas o animales.
Respetar las normas y acatar las recomendaciones de seguridad eléctrica protege vidas.
Certificado de conformidad RETIE
Las instalaciones eléctricas deben contar con el certificado de conformidad del RETIE, de acuerdo con lo indicado en el artículo 34 ARTÍCULO 34°. (DEMOSTRACIÓN DE CONFORMIDAD DE INSTALACIONES ELÉCTRICAS), y la vigencia de las certificaciones se deben mantener, renovándolas de acuerdo con los periodos indicados en el numeral 34.6 (VIGENCIA DE LOS DICTÁMENES DE INSPECCIÓN) del mismo artículo.
Fuente: Relaciones Externas Air-e