Acopi se pronuncia sobre la tarifa de energía y brecha social

0
14
Rosmery Quintero, Presidente Acopi.

La La Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, aseguró que actualmente el país pasa por un momento de alta incertidumbre, generando que indicadores como la inversión y la rentabilidad se vean perjudicados, afectando la estructura de costos y el crecimiento futuro de las empresas.

La Presidente de Acopi, Rosmery Quintero, explicó que este año se han presentado efectos macroeconómicos y locales que han incidido en el desempeño de las organizaciones.

Uno de estos, es el incremento de los servicios públicos en el país, específicamente de la tarifa de energía.

Agregó que dentro de los primeros ocho meses del año y en medio de una alta inflación, el precio de la energía eléctrica acumuló una variación anual del 25,8% a nivel nacional, y con un caso atípico, del 44,4% para Barranquilla.

Agregó que pocas instituciones han medido el impacto que puede generar el incremento en la tarifa de energía sobre los niveles de pobreza existentes en el país, y en particular en regiones como el caribe, donde aproximadamente el 46% de los hogares en esta región pertenecen a la clase pobre.

Según cifras de Fundesarrollo, el alza en la tarifa de energía tiene un efecto negativo sobre la pobreza monetaria en el país.

Los resultados de su estudio sugieren que existe una reducción en el ingreso per cápita de los hogares, incidiendo significativamente en un 1,41% para las personas en condición de pobreza, incluso por encima del nivel nacional (0,95%), precisa la dirigente gremial..

Pero las afectaciones también son para las empresas caribeñas.

Los resultados del estudio anterior indican que un aumento del 10% en la tarifa de energía en la región Caribe genera una disminución del 0,6% en la producción bruta del sector manufacturero, mientras que, a nivel nacional, la caída seria del 0,09%.

Lo anterior, incide en los costos de producción, encareciendo el precio final de los bienes
producidos.

En este sentido, puntualiza la máxima vocera de la medianas empresas, en el Observatorio de la MIPYME de ACOPI hemos monitoreado el tema, concluyendo que, el 58,3% de los empresarios encuestados manifestaron que tuvieron que incrementar el precio de sus bienes y servicios por el aumento del precio de la energía.

Frente a este impacto, ACOPI hace un llamado para generar estrategias que
hagan frente a esta problemática que afecta la competitividad del país y, por consiguiente,
de las empresas.

Sugerimos al Gobierno Nacional revisar y asumir los costos por pérdidas o ejercer renegociaciones con las empresas privadas que proveen el servicio eléctrico,
puesto que, de ninguna manera la tarifa de energía eléctrica debe seguir recayendo sobre
los hogares y empresas, manifiesta finalmente Rosmery Quintero Castro.

Fuente: Acopi