Programa de Vivienda Gratuita ha llegado a 6.000 hogares barranquilleros

0
15

El Programas de Vivienda Gratuita de la Alcaldía Distrital y el Gobierno nacional, institucionalizaron la Mesa Territorial de Acompañamiento Social, beneficiando a 6.112 hogares de Barranquilla.

Son las familias de Las Gardenias (4.080), Villas de San Pablo (832) y Villas de La Cordialidad (1.200) las principales beneficiarias.

Se busca facilitar a las familias el acceso a servicios y programas institucionales, entre los que se encuentran: jornadas de salud, recreación, deporte y cultura; matrículas para niños fuera del sistema educativo; talleres de emprendimiento y empleabilidad, y atención al adulto mayor y primera infancia.

También, se socializa el Código Nacional de Policía para fortalecer los entornos seguros e impulsar la organización y el desarrollo comunitario.

Aliados estratégicos

A las entidades estatales se suman organizaciones privadas como Ultracem, que apoyó la construcción de un espacio académico para la formación de los habitantes de Villas de la Cordialidad, en el suroccidente de la ciudad.

Desde allí se realizan actividades para el desarrollo de capacidades y formación de niños, adolescentes, jóvenes y adultos, además de programas de nivelación académica, en conjunto con la Secretaría Distrital de Educación, y cursos cortos y técnicos laborales con el SENA en las áreas más demandadas por el mercado laboral.

Precisamente, la secretaria de Planeación, Diana Mantilla Parra, indica que a través de la Mesa también se busca impulsar la empleabilidad de la comunidad. Como complemento a estas aulas, dijo que se ha respaldado con capital semilla a 200 ideas de negocios y se capacitan a más de 500 usuarios en cursos técnicos.

La cementera también brinda transporte para la movilidad de los estudiantes que asisten a escuelas en otros sectores aledaños y a los que se forman en las sedes del SENA.

En la urbanización Pinar del Río se suma a la oferta interinstitucional con programas para población desplazada, víctimas del conflicto y afectadas por fenómenos ambientales, entre otros.

Contexto

Con la llegada de la ola invernal de 2010, cientos de familias se vieron obligadas a abandonar sus domicilios.

En ese momento, el Gobierno brindó soluciones a largo plazo para grupos poblacionales como el de Julieta, quien asegura que “el cambio hacia una nueva vivienda fue de mucha utilidad, pero las relaciones entre vecinos no fue la mejor en sus inicios”.

La secretaria distrital de Planeación explica que estas situaciones obedecían, en gran medida, a que las personas beneficiadas con subsidios de vivienda venían de habitar en zona rural o en un entorno con otras condiciones espaciales y hábitos que guardaban diferencias considerables, comparadas con las que viven en propiedad horizontal.

Ante esta situación, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio identificó la necesidad de un proceso de acompañamiento social en el que se aúnan los esfuerzos de todos los sectores y niveles.

Fuente: Alcaldía Distrital de Barranquilla