Contraloría General recupera $29.000 millones de subsidios de energía en la Región Caribe

0
9

Las compañías Air-e y Afinia, encargadas del mercado de energía de la Costa Caribe, resarcieron un daño patrimonial por $29.404 millones de pesos en que incurrieron al hacer mal uso del componente tarifario denominado Consumo Distribuido Comunitario. 

En visitas fiscales realizadas en abril de 2022 a los dos nuevos operadores de energía en esa zona, la Contraloría Delegada para el Sector de Minas y Energía encontró una irregularidad en la gestión de tarifas de estos mercados.

Específicamente en la aplicación del Consumo Distribuido Comunitario (CDC), que es el consumo que se mide a los grupos de usuarios de zonas especiales y sirve para calcular las pérdidas de energía. 

Las empresas Afinia y Air-e realizaron un mal uso del citado componente tarifario CDC, lo que a juicio de la CGR causó doble cobro por la misma energía. 

Se cobraron las pérdidas de energía que se trasladan a las tarifas de los usuarios finales.

Asimismo, se utilizó como energía real consumida sin descontar las pérdidas, para calcular y solicitar los subsidios eléctricos al Ministerio de Minas y Energía provenientes de los Fondos de Solidaridad (FSSRI) y de energía social (FOES). 

Producto de la visita fiscal, se solicitó a los operadores de energía del Caribe la entrega de toda la información necesaria para determinar el respectivo daño fiscal, lo que, dado su gran volumen, requirió utilizar algoritmos de análisis de datos para su cuantificación. 

Se pagó el daño fiscal 

En agosto pasado, la Contraloría General de la República abrió Indagación Preliminar con el objeto de cuantificar en forma detallada, a nivel de cliente y mes a mes, los valores improcedentes que, por concepto de subsidios mal calculados, hubiese girado el Ministerio de Minas y Energía a Caribe Mar de la Costa S.A.S. E.S.P. Afinia y  Air-e S.A.S. E.S.P., entre los años 2018 y 2021. 

Los operadores entendieron y aceptaron los hechos, así como sus consecuencias, lo que permitió establecer un hallazgo fiscal, en el marco de la actuación especial y posterior indagación preliminar, en el cual se cuantificó el daño de Air-e por $17.561 millones y el de Afinia por $11.843,8 millones. 

Fuente: Contraloría General de la República