Recordando a Memo Morales, “El Gitano Maracucho”

0
2499

POR: JAIME RUEDA DOMINGUEZ

“Aunque no nací en Sevilla me llaman Memo Morales, soy gitano maracucho no lo puedo remediar”. Es una parte de la letra del pasodoble ‘Cale cale’ (1970) que pone la impronta de la mejor voz española de Venezuela de todos los tiempos.

Quienes le siguieron, trataron de emularlo, pero el estilo de Memo es único, irrepetible, genético, estaba en su ADN.

Apenas alcanzó a ver los primeros minutos del año 2017 cuando la muerte lo sorprendió a los 79 años, tras sufrir  un infarto en pleno concierto de fin de año ofrecido en La Hermandad Gallega, en Caracas.

Casualmente, en julio de 1987, y en medio de un palo de aguacero y guarecidos debajo de una carpa, en La Hermandad Gallega alternaban la Billo’s Caracas Boys y Los Melódicos. Allí me puse a conversar con el maestro Billo, y entre otras cosas, me dijo: “Tú sabes que estuve preso por bígamo…yo traje a Jonny Ventura a Venezuela…estoy arreglando

Así partió otra de las voces de Billo, grande grande, un histórico viviente: Memo Morales.

Se fue como Miguelito Valdés (noviembre 9 de 1978) o Víctor Piñero (enero 5 de 1975); sobre una tarima.

Memo fue otro hijo aventajado de la escuela de cantantes del Zulia, tierra de voces prodigiosas que incrustaron su nombre en letras de oro en la Billo’s Caracas Boys: Felipe Pirela, Cheo García, Memo Morales y más recientemente, Ender Carruyo. Son la carta de presentación del Estado fronterizo.

También, Joe Urdaneta, a quien Memo reemplazó en la Billo’s, es maracucho.

Sí, el Zulia y principalmente Maracaibo, es el semillero de los grandes cantantes venezolanos.

Equivale en el béisbol a San Pedro Macorís (República Dominicana), cuna de grandes peloteros de Grandes Ligas, o a Pescaíto en Santa Marta, mina de destacados futbolistas.

El maestro Billo siempre creyó en los cantantes zulianos, por su gracia innata y una forma única de entonar, transmitiendo la alegría propia de su orquesta.

En esta crónica recordaremos a Memo Morales desde nuestra óptica, partiendo de ‘Jamás te olvidaré’, el primer gran tema que Billo le confíó en 1964 para debutar en su orquesta y en el mundo del acetato.

Y a fe que lo logró, superando la versión internacional de Chucho Avellanet.

MEMO EN BARRANQUILLA

En el 64 la Billo’s Caracas Boys año viene por primera a Barranquilla al Carnaval de Carmen Vergara Vengoechea, la primera reina coronada en el Coliseo Cubierto Humberto Perea, hoy demolido.

La Billo’s actuó del 8 al 11 de febrero en el Salón Veracruz frente a los almacenes Sears en la 53 con 46; con la orquesta debutaba en la ciudad, José Luis Rodríguez, que ya había grabado tres larga duración con Billo. Y Cheo García que ya llevaba 4 años  en “La más popular”.

Fueron memorables las controversias musicales que hicieron Cheo y Memo en La Rubia y la Trigueña (1967) y El Pajarillo (1969); un gracioso pique donde García pretendió ganar los dos rounds con dos frases altisonantes: “Estás listo” y Ähí le quedó eso”.

Precisamente, otro de los gigantes de la Billo’s de su “Tercera República”, José Rafael García Añez (Cheo García), abandonó este mundo el 20 de diciembre de 1994.

Guillermo Enrique Morales Portillo, verdadero nombre de Memo, formó un dúo memorable al lado de Cheo, con quien compartió escenarios, bailes y tarimas a lo largo de 12 años, hasta su retiro en 1976 por razones que explicaremos más adelante.

Tres canciones inolvidables a dos voces grabadas por Cheo y Memo: Noche de ronda, Quisqueya linda y Amor y penas, paseo vallenato de nuestra compositora Rita Fernández.

En Venezuela es una costumbre social que los bailes empiecen con un pasodoble, y ahí sí el maestro Billo tenía un arsenal en su repertorio del cual hacía gala “El  Gitano Maracucho”.

Participó en 25 Mosaicos, cantó pasodobles, rumbas flamencas, cumbias, guarachas, boleros morunos, cumbias gitanas y en las canciones sentimentales de Billo, como Epa Isidoro en el 67.

El empresario artístico, Emiro Abuchaibe, contrató a Billo desde el 64 hasta el 70, para actuar generalmente en el Hotel El Prado, y Memo siempre hizo parte del grupo.

Memo estuvo presente en el primer Festival de Orquestas en 1969, donde Billo se alzó con el Congo de Oro en la modalidad de orquestas internacionales.

LA SALIDA

El sábado 1 de junio de 1985 tuvimos la oportunidad de entrevistar en Barranquilla al maestro Billo Frómeta. Dentro de tantos recuerdos que desempolvamos, se refirió a la salida de Memo de la orquesta 9 años atrás.

Nos reveló que era compadre de Memo, le había bautizado a un hijo y renunció  en el 76 por la intemperancia de Cheo,  quien luego de 21 años se había convertido en un dictador, haciendo lo que le daba la gana. Llegaba al atrevimiento de cambiar arbitrariamente el uniforme que se escogía para las presentaciones y modificar los sets que Billo dejaba armados c.uando se retiraba de los bailes a descansar

“Un día Memo me dice, maestro, yo estoy consciente que Cheo hace más que yo en la orquesta y no lo voy a poner a escoger entre él o yo. Sería una falta de respeto con usted, así que  prefiero irme. Memo no soportó más las actitudes intemperantes de Cheo, y se fue”.

Después de la salida dolorosa de Memo, Billo se aguantó a Cheo hasta 1981 cuando se rebosó la copa y lo despidió.

Luego, el tiempo que lo sana todo y en hora buena, las diferencias entre los dos se limaron. Cheo y Memo se reconciliaron y formaron la sociedad musical “La Gran Orquesta”.

Incluso, cuando muere Billo el 5 de mayo de 1988 graban a dos voces, como en los viejos tiempos: “Te fuiste maestro Billo”, de Humberto Zárraga, bolerista que tuvo un paso efímero por la Billo’s.

En 2016, el alcalde de Houston (Texas), Sylvester Turner, confirió a Memo Morales el título de Ciudadano Honorífico y Ciudadano de Buena Voluntad “en reconocimiento por su valiosa contribución musical a la humanidad”.

NADA IGUALA A ‘SOMOS’

‘Somos’ es nuestra canción favorita de Memo Morales. La hemos escuchado cientos de veces, desde los tiempos de la radiola. ‘Somos’ es un bolero moruno que vino en el long play ‘El Pajarilllo’.

Es una canción perfecta, en letra, arreglos, música, sentimiento y romanticismo. Esta es la letra:

Somos, la verdad de un cariño/ la alegría de un niño, una montaña de amor/ somos, el balcón de la vida/ ilusiones unidas, eso somos tú y yo/ somos pasajeros con billete para el cielo/ y también la esencia que tiene todo lo bello/ eso somos vida mía tú y yo/ somos la dulzura de un ave surcando el viento/ y miles de estrellas del cielo cayendo/ eso somos vida mía tú y yo.

Somos esas horas de dicha/ donde el mundo se hechiza/ a la llamada del amor/ somos la pureza queriendo/ de este amor que viviendo/ llevamos vida tú y yo/ somos pasajeros con billete para el cielo/ y también la esencia que tiene todo lo bello/ eso somos vida mía tú y yo /somos la dulzura de un ave surcando el viento /y miles de estrellas del cielo cayendo/ esos somos vida mía tú y yo, tú y yo, tú y yoooooo.

REPERTORIO GRABADO

Casi todo lo que Memo grabó fueron grandes éxitos: Jamás te olvidaré, Fea, Fiesta brava, Amarillo limón, Rumores, Linda mujer, La Canción de Caracas, Epa Isidoro, Maldición gitana, Somos, Ni se compra ni se vende, Cántame un pasodoble español, Torerito, Se necesitan dos, Le lo lay, Canta morena, Manola, Déjala que se vaya, Yo soy el punto cubano, Regresa corazón, Alborada guajira, Dámele betún, Mil cosas, Noche de ronda, Quisqueya linda, Amor y penas, Elena, Eva, El Tunante, Qué tienes tú, Qué tontería, Me lo dijo Adela, Toda una vida, Triste navidad, Navidad negra, Fantasía Moruna, La niña Isabel, Si vas a Calatayud, Canta guitarra, Juanita bonita, Luna caraqueña, Sueño caraqueño, Caminito de Guarenas, Canta guitarra, La niña Isabel, Mira mira… y aquí nos cogería la noche.

Jaime Rueda Domínguez