Testigos de Jehová cumplen 5 años proscritos en Rusia

0
97
Imagen JW.org

Hoy 20 de abril se cumplen 5 años desde que empezó la persecución sistemática rusa sobre los testigos de Jehová.

Desde entonces, se han cerrado 400 entidades legales de los testigos, incluidos sus lugares de culto. Más de 1.740 viviendas han sido allanadas.

A pesar de la persistente protesta internacional de los organismos de derechos humanos, Rusia ha encarcelado a más de 320 testigos, incluidos 80 que aún siguen en prisión.

Más de 600 testigos de Jehová, incluidos 40 hombres y mujeres mayores de 70 años, han sido acusados penalmente.

Durante la audiencia de la Suprema Corte en 2017, el gobierno ruso declaró que, aunque estaban cerrando las entidades legales de los testigos de Jehová, los testigos serían libres de profesar su fe individualmente.

Sin embargo, las declaraciones del gobierno de permitir la libertad de culto han sido
inconsistentes con sus acciones.

Andrew Wood, ex embajador británico en Rusia, dijo lo siguiente sobre los testigos en un comunicado:

“Su arresto, maltrato, y confinamiento constituyen una vulneración de los derechos humanos elementales y es una violación de la libertad de todas las almas a que busquen su camino hacia las verdades de la religión de la mejor manera que puedan. Los ataques a personas particularmente vulnerables de cualquier género o edad se suman a dicha injusticia”.

Historia de la proscripción

El 20 de abril de 2022 se cumplen cinco años desde que la Corte Suprema rusa penalizó a la organización de los testigos de Jehová en Rusia y declaro que sus actividades eran
extremistas.

Desde la prohibición de 2017, se han cerrado unas 400 de las entidades legales de la organización, incluidos los lugares de culto. Se han allanado más de 1.740 viviendas.

A pesar de la persistente protesta internacional de los organismos y actividades de
derechos humanos, Rusia ha encarcelado a más de 320 testigos de Jehová, y más de
80 aún siguen en prisión.

La persecución se ha extendido a mujeres y ancianos. Más de 600 testigos de Jehová,
incluidos 40 hombres y mujeres mayores de 70 años, hacen parte de 282 casos
penales.

Valentina Baranovskaya, de 70 años, es la Testigo de mayor edad en prisión, mientras
que Anna Safronova, de 57 años, ha recibido la sentencia de prisión más larga, seis
años, para una mujer testigo de Jehová.

Las sentencias son cada vez más duras. La sentencia más larga impuesta a un testigo
de Jehová es de ocho años (por ejemplo, Aleksey Berchuk, Rustam Diarov, Yevgeniy
Ivanov y Sergey Klikunov.

Algunas de las experiencias de los testigos de Jehová que han sido perseguidos por su fe.

Un hombre, que es testigo de Jehová en Irkutsk, Rusia, fue torturado por la fuerza
pública rusa.

Fue golpeado en la cara y luchó para impedir que fuera sodomizado con una botella de vidrio.

Siete varones en Surgut fueron torturados, asfixiados, desnudados, y les administraron
choques eléctricos en sus genitales, mientras que los guardias rusos los amenazaban
con violar a sus esposas.

Citas destacadas

Andrew Wood, ex embajador británico en Rusia (1995-2000)

“Su arresto, maltrato, y confinamiento constituyen una vulneración de los derechos humanos elementales y es una violación de la libertad de todas las almas a que busquen su camino hacia las verdades de la religión de la mejor manera que puedan. Los ataques a personas particularmente vulnerables de cualquier género o edad se suman a dicha injusticia”.

Nataliya Prilutskaya, Amnistía Internacional

Hace un llamado a Rusia a que “liberen inmediata e incondicionalmente a los testigos de Jehová que han sido privados de su libertad religiosa arbitrariamente y que retiren los cargos en contra de todos los feligreses pacíficos. Quienes hayan sido sometidos a persecución criminal, tortura y cualquier otro maltrato, a quienes les hayan hecho allanamientos ilegales de sus propiedades, o quienes hayan perdido sus empleos, deben recibir la adecuada compensación y que se les restituyan sus derechos.

Al mismo tiempo, las autoridades deben emitir un proceso mediante el cual se revise la
decisión de la Suprema Corte de cerrar las organizaciones de los testigos de Jehová bajo el
argumento de “extremismo”, así como las decisiones tomadas por los tribunales locales de
reconocer a las entidades independientes y su literatura como “extremistas”.

Las autoridades deben declarar públicamente al más alto nivel posible que garantizarán que los testigos de Jehová puedan ser libres de profesar su fe sin temor a ser perseguidos y que sus derechos serán protegidos conforme a las obligaciones internacionales de Rusia en materia de derechos humanos y a su propia constitución.”

“En estos cinco años, los feligreses han demostrado su fuerza, valentía y paz al enfrentar una continua persecución religiosa. Sus historias deben ser difundidas más ampliamente fuera de Rusia: en las salas plenarias de los parlamentos y organizaciones internacionales, en la televisión y en las pantallas de cine, en los medios y en las páginas de los libros. Compartan sus historias con su familia y amigos, menciónenlas a sus políticos locales, escriban sobre ellas en sus redes sociales – todo esto puede ayudar a restaurar la justicia y ayudar a detener la persecución de los testigos de Jehová en Rusia”.

Dr. Emily Baran

Historiadora y experta en la historia de los testigos de Jehová de la Unión Soviética. Tan solo algunos días antes de la prohibición en 2017, R. Baran, escribió: “Si la historia sirve de guía, Rusia se dará cuenta que es casi imposible eliminar a los testigos de
Jehová”.

Y tenía razón. Dennis Christensen, quien fue sentenciado a seis años en prisión y ha estado tras las rejas por casi cinco años, ha personificado la valentía y resiliencia de casi 170.000 testigos en Rusia y Crimea.

Inmediatamente después de perder su apelación en mayo de 2019, habló de forma calmada y confiada a todos los que habían venido a apoyarlo en la corte:

“He intentado servir a Jehová [Dios] de la mejor manera que he podido. Lo haré para
siempre”.

Para más información sobre el desarrollo de esta historia, contacte a:

Fuente: Eduardo De La Ossa
Correo electrónico: [email protected]

Sección de Información Pública de los testigos