Comunidad de Puerto Mocho, gran beneficiaria de la recuperación de Mallorquín

0
13
La Alcaldía ha establecido una conversación permanente y mesas de socialización con las comunidades en cada etapa del proyecto. Caseteros, mototaxistas, pescadores, habitantes, entre otros miembros de la comunidad, participan de estos diálogos.

La recuperación de la ciénaga de Mallorquín es más que un compromiso para la Administración del alcalde Jaime Pumarejo, que se ha propuesto, en especial por su apuesta social, dignificar a las familias que por años se han ubicado en el sector con mejores condiciones de vida y oportunidades de desarrollo.

Esta Administración ha realizado mesas de trabajo con la comunidad socializando el proyecto, sus etapas y cómo participan de la estrategia, que los incluye antes, durante y después de la recuperación.

Se han escuchado sus necesidades, inquietudes, propuestas, así como se recogen todos los saberes legítimos de los pobladores sobre el área y su entorno, lo que enriquece la construcción del proyecto.

En la más reciente mesa de trabajo, la Alcaldía de Barranquilla, de la mano con los contratistas que ejecutan las obras, realizó actividades de apoyo comunitario con entrega de alimentos y valoración de la vía de acceso que se ha deteriorado con mayor rapidez con la reciente temporada invernal.

También, a los comerciantes y mototaxistas se les está garantizando que serán los principales beneficiarios de las obras, para recuperar la playa y rehabilitar el tren turístico.

Se están entregando unas ayudas alimentarias, y se ha prometido ayudarlos a mejorar la vía de acceso, deteriorada muy rápidamente durante la temporada de lluvias, que aún no ha terminado pasando una situación difícil.

“Estamos con ellos y vamos a seguir trabajando de la mano con ellos, para que este desarrollo que viene para este sector les beneficie principalmente a quienes históricamente lo han vivido”, afirmó el gerente de Desarrollo Social, Alfredo Carbonell.

La Administración distrital conoce cómo ha impactado la temporada invernal en las actividades cotidianas de losos caseteros, mototaxistas, pescadores, entre otros, que llevan el sustento de sus hogares a partir de sus labores, y es así como priorizó estos apoyos.

Para Juan Carlos Toledo, casetero de la playa de Puerto Mocho, y quien acompaña de cerca el proyecto desde las primeras intervenciones del Distrito, agradece el apoyo, pero sobre todo que al fin los ojos del Gobierno local estén posados sobre ellos.

La gerente de Edubar, Angi Criales, manifestó que las obras avanzan con seguimiento comunitario:

“Con mesas hemos socializado con todos los involucrados en este proyecto. Hoy trajimos  ayudas como parte integral de estos contratos. Todos los contratistas de los diferentes frentes de la recuperación de la ciénaga de Mallorquín, están obligados a cumplir con el plan social de la Alcaldía, acompañándolos y diciéndoles que ellos son la clave del éxito y terminación  de lo que será la playa de Puerto Mocho”, sostuvo.

A su turno, María de los Ángeles Hurtado, casetera de la playa de Puerto Mocho, calificó de positivo el proceso de recuperación de la ciénaga.

Fuente: Alcaldía Distrital de Barranquilla