¿Se inspiró Vacasquilla en las vacas de Ale-Hop, España?

0
98
Una de las populares vacas que dan la bienvenida a las tiendas de Ale-Hop. PILAR CORTÉS

La vaca que se asoma por cada vez más lugares de toda España es alicantina y es el símbolo de un éxito, el de Ale-Hop, la empresa que ha renovado el panorama de los ‘todo a cien’.

Son las tiendas de la vaca en la puerta, esas donde los niños –…Y no tan niños– siempre se paran para hacer sonar el cencerro.

La famosa Frisona es el símbolo de Ale-Hop, la cadena que cuenta ya con 103 establecimientos en España, Italia y Portugal, empresa familiar fundada por Vicente Grimalt.

La compañía con sede en Ondara no ha parado de crecer desde que abrió su primera tienda en 2001.

¿Por qué una vaca?

“Porque es una animal simpático, en algunas culturas incluso es sagrada, no da miedo, produce alimento, es una animal bien valorado y tiene justo los colores que utilizamos nosotros: blanco y negro”, explica Darío Grimalt (hijo del fundador).

¿Y por qué Ale-Hop? “Porque es una palabra que se utiliza en el circo cuando el malabarista o los acróbatas hacen algo impresionante; nos gustó y además es internacional, corto y no difícil de pronunciar”.

¿Y Vacasquilla?

En Barranquilla, Vacasquilla es el la acronimia resultante de fusionar las palabras vaca y Barranquilla.

Vacasquilla es un proyecto de arte público creado por la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta para celebrar los 210 años de la ciudad, con su fecha central el pasado 7 de abril.

El propósito es ampliar el conocimiento ciudadano de nuestro mito fundacional, fomentar las artes plásticas e impulsar y dar visibilidad a los artistas del departamento; pero en especial, para conocer más nuestra historia y fortalecer nuestra identidad barranquillera.

La ubicación permanente de las 30 obras de Vacasquilla se definirá en  Junio. El 50 %  estará en espacios públicos y el otro 50% donde dispongan sus benefactores.

La exposición de estas 30 esculturas hechas en fibra de vidrio e intervenidas por los artistas ganadores de la convocatoria, “pastarán” en importantes espacios públicos de nuestra ciudad (plazas, parques, boulevares) con la intención de producir un impacto ciudadano que conecte a los habitantes con el relato profundo de su historia.

La Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta, gestora de la iniciativa, cerró la convocatoria el pasado  30 de diciembre y se recibieron 30 trabajos elaborados por artistas plásticos locales o residentes en cualquier parte de la región Caribe.

Las 30 esculturas intervenidas artísticamente son vacas en tamaño real.

Hay una vaca expuesta en el Museo del Carnaval y desde este fin de semana están a cielo abierto en el Gran Malecón.

Conocidas las dos historias, ustedes, amables lectores, opinen si la vaca de Ale-Hop (España) sirvió de inspiración a nuestra Vacasquilla.

Fuente: Plaza, Información y Business Knowmad