El 21 de julio, Merecumbé en los parques de Soledad

0
39

Para conmemorar los 35 años del fallecimiento del maestro Francisco “Pacho” Galán, este 21 de julio habrán actividades artísticas y culturales en los parques Cachimbero, Cementerio Central y Plaza Central de Soledad.

Así, se resaltará este ritmo creado en 1954 por el genio soledeño fusionando la cumbia y el merengue, para resaltar este ritmo característico de esta localidad del área metropolitana de Barranquilla y mantener el legado que dejó este gran artista oriundo de este municipio, fallecido el 21 de julio de 1988 en la capital del Atlántico.

Los eventos se encuentran organizados por la Fundación Pacho Galán que lideran sus nietos Oveida Galán Ruge, Presidenta y representante legal y Armando Galán, director de la orquesta que lleva el nombre del maestro.

Los parques se engalanarán con el ritmo del Merecumbé a partir de las 5 de la tarde, donde los residentes y visitantes de este municipio podrán disfrutar no sólo de la música, sino de artistas y bailes que alegrarán la tarde, recordando así, al gran Pacho Galán y el ritmo que hizo autóctono para Soledad.

Merecumbé al parque, nace de la necesidad de seguir dando a conocer el legado del Maestro, y que niños, jóvenes y adultos puedan conocer más a fondo este ritmo musical que creó Francisco “Pacho” Galán y que acogió la ciudadanía de su municipalidad.

Este proyecto hace parte de los eventos del programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura y cuenta con el apoyo de la Alcaldía de Soledad, Gran Pacto Social, Madrigal Estéreo y la Fundación Pacho Galán, que organiza año tras año estas actividades para recordar su gran legado.

El maestro se inició en 1929 en la agrupación La Pájara Azul, compuesta de guitarra, tiple, saxofón, batería y bajo, y sólo tocaban cuatro piezas.

En grande, Pacho Galán se dio a conocer en Barranquilla, como compositor, arreglista y trompetista en 1932, como primera trompeta de la Orquesta Sosa del maestro boyacense Luís Felipe Sosa, dirigida por el italiano Pedro Biava Ramponi.

Fuente: Merecumbé al parque