Junior y Santa Fe, una historia llena de anécdotas

0
2460
Garrincha, el mejor puntero derecho de Brasil de todos los tiempos, y uno de los 8 mejores futbolistas de la historia, vistió la camiseta del Júnior el domingo 25 de agosto de 1968, contra Independiente Santa Fe.

Por: Jaime Rueda Domínguez

Mi primer recuerdo de Independiente Santa Fe se remonta a diciembre de 1965 cuando el Júnior hacia pretemporada para reaparecer en el 66 luego de 13 años fuera del campeonato.

Fuimos a la sección de artículos deportivos de Sears buscando dos camisetas rojiblanca para mi y mi hermano Daniel. Pero no había, y mi padre terminó comprándonos dos buzos, uno de Millonarios y otro del Santa Fe. A mi me dieron ese.

Empieza la historia

Hablar del Junior de Barranquilla y del Independiente Santa Fe es desempolvar  la historia de dos de los equipos más populares del fútbol colombiano.

Junior fue fundado en el barrio Rebolo por Micaela Lavalle el 7 de agosto de 1924 con el nombre original de Juventud Infantil.

Santa Fe, el 28 de febrero de 1941 como el  Club Independiente Santa Fe.

La División Mayor del Fútbol Colombiano nace en Barranquilla el 26 de junio de 1948, solo dos meses después del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán.

Su primer presidente, el dirigente barranquillero, Humberto Salcedo F.

El primer torneo se jugó en el segundo semestre, y el encuentro  inicial fue el 15 de agosto de 1948. Fungió de árbitro central del partido inaugural, Elías Coll Tara, padre del Olímpico Marcos Coll Tesillo.

Participaron 10 clubes de diferentes regiones del país.

Allí empieza una historia pletórica de anécdotas para los dos clubes, con más acento para los caribeños que para los del altiplano.

El primer campeón fue Independiente Santa Fe con 27 puntos y segundo el Júnior con 23, conocido como ‘Los Miuras”.

En los capitalinos militaba, Jose Kaor Dokú, natural de Usiacurí y el último sobreviviente de aquella nómina.

Un gol singular

A finales de  1966 y cuando se jugaba un solo torneo (ganaba el que tuviera más puntos en diciembre), anota su primer gol el morocho brasileño Benedicto Custodio Ferreira,  “El Conejo”  Escourinho, mote puesto por Tomasito Barraza Manotas.

El carioca no tenía calidad, pero la sudaba los 90 minutos. Escourinho era un veloz puntero izquierdo que corría pegado a la raya y sacaba el centro al segundo palo antes de llegar a la banderola de corner.

Tenía una particularidad, el arco cerrado. Era el Toloza del 66. Se cansó de botar goles. Creemos que en ese año nace la frase: “No le hace un gol ni al arco iris”.

Pero llegaría el día de meterla y fue contra Santa Fé en El Campin, con la pierna derecha y acostado en la gramilla.

El tanto desató la euforia en Barranquilla y fue tal el acontecimiento que la orquesta de Pacho Galán grabó un sencillo en Tropical en 78 r.p.m. titulado El Conejo Escourinho.

La primera estrofa decía: a un negrito sandunguero/ lo trajeron a jugar/ se corría toda la cancha/ pero no sabía anotar.

Al final narra la jugada y el gol Tomas Barraza, con el remate del coro: “y fue con la derecha”.

Recordamos que esa tarde, mis vecinos, Ramiro DiazGanados y Carlos Mendoza, junioristas furibundos, destaparon la de whisky y celebraron la anotación.

Mane Garricha en el Junior

El 25 de agosto de 1968, Manoel Dos Santos Garrincha, el crackazo  de las piernas gambadas, dos veces campeón del mundo con Brasil en Suecia 58 y Chile 62,  viste la camiseta del Júnior.

Había firmado un contratado para pagarle 600 dólares por partido. Esa tarde en el Municipal jugó su  único partido contra Santa Fe  y al cabo de algunos día se marchó al no llegar a Barranquilla la vedette brasileña Elsa Soarez, que le robaba el sueño y el corazón.

Júnior perdió 3 x 2. Los goles capitalinos los hicieron  Alfonso Cañón en dos ocasiones y Delio Maravilla Gamboa. Por los tiburones anotaron, Ayrton Batista Dos Santos (El loquillo), y Eduardo Texeira “Maravillita” Lima.

Un Garrincha regordete se dedicó a tirar centros  a la olla desde la punta derecha y pare de contar. No hizo más nada.  Mientras estuvo en la ciudad vivía diagonal a la casa de Edgardo Sales en la 42F con 79B, donde  Othon Alberto Dacunha, el mejor puntero derecho que ha pasado por la institución.

Vuelven los brasileros

En 1972 en partido nocturno en Bogotá en el primer semestre,  Júnior vence 1 a 0 a Santa Fe con gol de cabeza de Leonardo Augusto “El Diablo” Caldeira.

Parecía algo imposible, porque hasta ese momento se consideraba una quimera que un equipo costeño saliera airoso del Campin desafiando la altura capitalina y de noche.

Leonardo Augusto “El Diablo” Caldeira

En ese año llegaron nuevos  brasileros: Víctor Ephanor, Francisco Valle de Figueiredo   Chiquinho, Leonargo Augusto Caldeira, Ney y  José Carlos Gular Careca.

En 1972 yo estudiaba en Bogotá y me vi ese triunfo en el estadio de la 30 con 57.

La tarde que perdimos el invicto

Entre el 27 de noviembre de 1975 y el 14 de agosto  de 1977, en la era de José “el puchero”  Varacka, los tiburones convirtieron su plaza en un fortín inexpugnable. Nadie podía ganar en el Romelio.

Juan Carlos Delménico, para muchos, el mejor portero de Junior de todos los tiempos.

Estuvo  invicto 48 fechas en el vetusto Municipal. Un récord que sigue vigente después de 44 años. y lo perdió contra el Independiente Santa Fé 1 a 0. Esa tarde fue expulsado el portero Juan Carlos Delménico.

El primer título 

El 14 de diciembre de 1977 y después de 11 años de haber regresado al torneo, Júnior gana por fin su primera estrella.

Fue una noche de  miércoles en Bogotá contra Santa Fe (3 a 1). Goles de César Lorea (1) y Camilo Abelardo Aguilar (2). Barranquilla no durmió esa noche. Antonio Del Vilar compone “Junior Campeón” que todavía suena.

Adios al Romelio

El 5 de mayo se 1986 se jugó el último partido oficial de Júnior en el  Romelio Martínez, despidiéndose así de este escenario donde venía actuando desde 1936 cuando abandonó el Moderno.

Y el rival para la despedida fue Independiente Santa Fe. Venció el equipo de Barranquilla  2 a 0, con goles del “Emperador” peruano,  Julio César Uribe y Rolando Campbell, quien quedó para la historia como anotador del último gol en el mítico Municipal.

Freddy Rincón

Convertido en leyenda tras su prematura y trágica partida el 13 de abril de 2022,”el coloso de Buenaventura” llegó a Bogotá a los 20 años en 1986, para vincularse al Independiente Santa Fe dirigido por Jorge Luis Pinto. El cucuteño lo pone a debutar en El Campin contra el Junior y anota dos goles, convirtiéndose inmediatamente en un referente ‘cardenal’ donde jugó cuatro temporadas.

Perea llega en helicóptero

El 23 de agosto de 1986 volvió a narrar El Campeón Edgar Perea luego de pagar una suspensión de tres meses impuesta por el Ministerio de Comunicaciones.

Perea no quería que su retorno pasara inadvertido. Llegó en helicóptero  al Roberto Meléndez pocos minutos antes de empezar el partido. Estaba vestido de entero blanco, sin corbata y una visible camisa roja.

Una de esas fotos, besando la grama y saludando a su público, permaneció por años en su oficina del Cosmos.

Y el rival en esa ocasión fue el Independiente Santa Fe. Ese domingo llovió torrencialmente hasta el punto que el  arroyo Don Juan se desbordó e inundo los camerinos y el foso perimetral del recién inaugurado escenario.

Perdió el equipo barranquillero 2 a 1 con  goles de Oswaldo Coloccini. Arbitro: Alirio Blanquiceth. Por Junior anotó Julio César Uribe.

Un misil de Alan Valderrama

El 28 de julio de 1991 se enfrentan en Barranquilla, Júnior y Santa Fe ganando los locales 5 a 2.

Lo destacado de la goleada, el metrallazo  de tiro libre sobre el arco sur de Alan Valderrama, hermano de El Pibe, a 50 Mt de distancia.

No se ha visto otro taponazo igual. Alan es mencionado en la versión del Cumbión del Júnior grabada por Juan Píña y Rafael Orozco, la inmortal composición de Pepe Molina.

Alan Valderrama

En la historia del Junior figura en la vitrina de los mejores goles que se han visto en 34 años en el Roberto Meléndez y así está reseñado: “28 de julio de 1991. Junior 5 – Santa  Fe 2. En el arco sur, Alan Valderrama cobró un tiro libre desde unos 50 o 60 metros de distancia. El balón tomó una velocidad imposible y se metió en el ángulo. Fue un metrallazo del hermano de El Pibe”.

La cuarta estrella

14 de junio de 1995 y a pesar de caer en el partido final contra Santa Fe 3 a 1 en El Campin, Júnior gana su cuarta estrella dirigido por Carlos “El Piscis” Restrepo.

Junior Campeón 1995 ante Santafé en el Campein.

La consagración llegó en la última fecha del torneo Nivelación. El tiburón se enfrentó a Santa fe en Bogotá, cayendo 3-1. El chileno Cristian Montecinos marcó el gol del descuento

Y se sacó el clavo 

El 17 de marzo de 2013  después de 26  años sin ganar en Barranquilla, Santa Fe  vence 3 por 2  al Júnior en Barranquilla en el Roberto Meléndez.

Copa Colombia en El Campin

Por último, el 20 de noviembre de 2015 y pese a perder 1 a 0 en Bogotá con Santa Fe, el Júnior de Barranquilla alzó por primera vez la Copa Colombia en la fría noche capitalina, por haber ganado 2 a 0 el primer choque en Barranquilla.

Los barranquilleros no creyeron en nada, ni en nadie, levantaron el trofeo en el estadio de la 57, dieron la vuelta olímpica y pusieron a gozar y a festejar a su inmensa fanaticada.

Junior, Campeón Copa Colombia 2015.

No pretendemos haber abarcado toda la historia que une a los tiburones y cardenales; sería una crónica sin fin. Tocaría mencionar a Omar, [sin tilde en la O], Pérez,  un histórico de Santa fe, que primero jugó en Júnior. Lo mismo que  Daniel Edgardo Teglia y William Tesillo, que se dieron a conocer en el equipo currambero.

Si hay hitos que se escaparon a nuestra memoria, pueden agregar sus comentarios a la página, serán bienvenidos.

Jaime Rueda Domínguez