Miramar tiene el parque más grande de la localidad Norte Centro Histórico

0
258
El parque Miramar está sobre la Transversal 44 con calle 104.
POR: JAIME RUEDA DOMINGUEZ
El barrio Miramar nació hace unos 20 años al noroccidente de Barranquilla en la localidad  Norte-Centro Histórico.
Hasta el 2008 era un sector enclaustrado y aislado, cuando se interconectó con Villa Santos a través de la calle 100 con la Kra 46, en un mal llamado “viaducto”, desahogando por fin el tránsito vehicular.
Sus viviendas, en su mayoría son edificios de apartamentos, estrato 4 y algunas 5.
Es el único sector de la ciudad que tiene todas sus vías adoquinadas y único barrio con lomas empinadas, especialmente la transversal 44 que lleva directamente a la rotonda de la Kra 43 frente al Centro Comercial Miramar.
Es común que finalizando el día lleguen numerosas personas en sus carros a ver el atardecer desde sus pendientes profundas.
Desde Miramar se aprecia el domo de la cementera Ultracem en Galapa.
Por su altura es un barrio fresco todo el año y en diciembre sus habitantes no tienen necesidad ni siquiera de encender los ventiladores; menos los aires acondicionados.
En 2019, la administración del ex alcalde Alejandro Char, inauguró la prolongación de la Kra 43, conectando al sector de Miramar con la Circunvalar, mejorando la movilidad y los tiempos de desplazamiento.
La vía es una doble calzada con dos carriles por sentido y su perfil vial se ajustó al de una vía Tipo 3 (V3), con una longitud aproximada de 0,70 km.
En plena pandemia en 2020, el Grupo Argos inauguró el Parque Boulevard Transversal 44 en el barrio Miramar, facilitando la movilidad, el acceso peatonal del sector y otorgándole a la comunidad nuevos espacios de recreación y esparcimiento.
Este parque de 1.593 metros cuadrados fue diseñado y construido para mejorar la calidad de vida de los habitantes de este sector de la ciudad.
No todo ha sido color de rosa
A comienzos de la década anterior, Miramar fue pintada en “falsos colores”, cuando grupos de veeduría ciudadana alzaron su voz y pusieron al barrio en el mismo nivel de riesgo de los sectores aledaños a la ladera occidental de la ciudad.
Es más, llegaron a asegurar que era inminente que “en un futuro cercano, en esa área, pueden aparecer situaciones de la misma o mayor gravedad que en Campo Alegre”.
Una crónica publicada en 2008 en la Revista Semana por la fallecida periodista, Lola Salcedo Castañeda, “Construyendo sobre barro gallego”, hizo mucho daño.
Muchas familias entraron en pánico y se fueron en desbandada, incluso mal vendiendo sus viviendas “porque Miramar se va caer”. Hoy, se arrepienten al ver su progreso sostenido y nada se ha derrumbado.
Es más, durante varios años los Bancos no aprobaban prestamos para adquisición de vivienda si se trataba de Miramar.
Hasta Colpatria canceló, por la misma razón, un proyecto de casas tipo griego, anunciado en una rueda de prensa.
Así, la compra y venta de vivienda se frenó por un tiempo indiscutible.
Solo cuando el Distrito de Barranquilla decidió estabilizar la ladera occidental y a escalonar en grama las de Miramar, volvió la confianza y se disparó la construcción de nuevos proyectos habitacionales, que hasta el día de hoy ha continuado. El temor se disipó.
Laderas de Miramar estabilizadas
Siguen primando los conjuntos residenciales de edificios, todos con piscina, salones de evento, zonas de juegos infantiles y zonas comunes muy generosas.
Bosque urbano
Para ratificar esa confianza en los terrenos del barrio, la administración del alcalde Jaime Pumarejo, dando pasos firmes para convertir a Barranquilla en la primera biodiverciudad de Colombia,  firmó el convenio para la ejecución del Bosque Urbano de Miramar que con 30 hectáreas, será epicentro del ciclimontañismo y senderismo en la capital del Atlántico, en la calle 99B con carrera 42F, y el primer nuevo escenario que se construirá de cara a los Juegos Panamericanos de 2027.
El Bosque Urbano de Miramar- BUM- será un nuevo espacio para la recreación, la práctica de deportes, la protección del medioambiente y del sistema verde de Barranquilla.
El BUM equivale en tamaño a 15 parques Surí Salcedo. Esta obra favorecerá la infiltración del suelo, su capacidad de retención hídrica y de recarga subterránea, reducirá la erosión y sedimentación del suelo.
Y ahora, un parque espectacular
Para completar el buen momento que sigue viviendo el barrio se acaba de construir el parque de Miramar, que a no ser por la protesta de conductores de buses de esta semana, ya estuviera inaugurado.
Queda en la Transversal 44 con calle 104 y está terminado. Tiene dos hectáreas, fue arborizado por EPA Barranquilla Verde y ahora a esperar que el sol, la lluvia y el riego, lleven a los árboles a la etapa adulta.
Muy bueno que se haya respetado la arborización nativa que existía allí.
El parque está engramado, con senderos peatonales, ciclovía, gimnasios biosaludables, iluminación tipo LED, mesas y bancas para jugar ajedrez y parqués, cancha de microfútbol, cancha de basquetbol, zona de juegos infantiles, estación para bicicletas y parqueadero externo.
Sin ser inaugurado oficialmente por el Distrito, ya algunos vecinos lo descubrieron y están llegando a hacer ejercicio y a caminar, de día y de noche.
El parque de Miramar debe entregarse en pocos días.