Arqueólogos de Uninorte asesoran reconstrucción de la historia de Panamá

0
51

La arqueología histórica de la universidad del Norte sigue consolidándose a nivel internacional como un referente en el estudio de la conquista y colonización europea en América.

Esta vez como parte del primer proyecto de investigación arqueológico en el Castillo San Lorenzo el Real de Chagres, en Panamá, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980.

Juan Guillermo Martín, profesor de Uninorte, integra el grupo de arqueólogos que desde el 10 de enero realizan excavaciones en el sitio en busca de los restos de lo que era esta fortaleza reconstruida por tercera vez en 1672.

Estas, hacen parte del proyecto “Los orígenes del Castillo de San Lorenzo y el poblado de Chagres en el Caribe panameño”, financiado por la Secretaría Nacional de Ciencias, Tecnología e Innovación de Panamá.

El castillo era una fortaleza militar de la corona española para defender la desembocadura del río Chagres, el camino de Cruces y la retaguardia de la ciudad de Panamá.

De acuerdo con Juan Guillermo Martín, la fortificación sufrió múltiples transformaciones debido a los numerosos ataques que vivió el istmo, dada su importancia en la Carrera de Indias.

“Aunque existe información histórica sobre esta estructura militar, este es el primer proyecto arqueológico que se atreve a descubrir la historia constructiva de esta emblemática fortificación”, agrega.

A través del proyecto se espera descubrir una estructura del siglo XVII de la que no se tenía conocimiento de su existencia.

Además, el enfoque interdisciplinario se complementa con investigación geofísica y antropológica en el pueblo de Chagres, que sirvió de apoyo logístico al castillo mientras estuvo en operación, y se hará análisis de archivos españoles documentados durante el periodo de entre 1650 a 1700.

Los arqueólogos en campo han empezado a descubrir parte de un baluarte y el foso de la estructura defensiva construida en 1672.

“Son las evidencias más tempranas de una estructura defensiva en el istmo de Panamá. Es una estructura tallada en la piedra arenisca que configura la pequeña península que protege la desembocadura del río Chagres. En los rellenos se han recuperado algunos fragmentos cerámicos y cuatro balas de cañón asociadas con las actividades militares del lugar”, cuenta Martín.

El equipo de investigadores es liderado por el arqueólogo Tomás Mendizábal, integrante del Centro de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Culturales de Panamá, CIHAC-AIP, quien explica que la fortaleza de San Lorenzo se reconstruyó en su cuarta y última versión, entre 1761 y 1768, luego de que el pirata inglés Henry Morgan destruyera la ciudad de Panamá y el Castillo de San Lorenzo.

El resto de los investigadores lo completa, Jean-Sébastien Pourcelot, del Museo del Canal Interoceánico de Panamá; Alexis Mojica, de la Universidad Tecnológica de Panamá; Guillermina De Gracia, del Centro Regional Universitario de Coclé de la Universidad de Panamá; Linneth Suira, doctoranda en historia por la Universidad de Sevilla; y Ashley Sharpe, del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. Además, cuenta con el apoyo del Patronato de Portobelo y San Lorenzo.

Fuente: Universidad del Norte