En Uninorte, coloquio sobre derecho procesal en Semana de Derecho

0
31
Alberto Madero Rincón, decano División de Derecho, Ciencia Política y Relaciones Internacionales y María Ximena Rincón, líder de la Comunidad Jurídica del conocimiento de la ANDJE

Del 8 al 12 de mayo, la Universidad del Norte celebra la Semana de Derecho, un espacio de reflexión y debate académico, organizado por el departamento de Derecho.

Se realizan 15 paneles, conversatorios y talleres presididos por más de 50 conferencistas nacionales e internacionales.

Entre estos figuran magistrados de altas cortes, jueces, árbitros, conciliadores, mediadores, académicos nacionales e internacionales, entre otros.

Se presentará el Centro de Estudios de Derecho de la Empresa (CEDEUN), nuevo centro de investigación interdisciplinario dedicado al estudio de la normativa que regula la empresa.

Este evento será el jueves a partir de las 8 a.m. en el Auditorio Marvel Moreno.

En el primer evento se presentaron 3 ponencias con temas de derecho procesal en problemáticas actuales.

La primera conferencista fue liderada por Yaens Castellón Giraldo, magistrada Sala Civil Familia Tribunal Superior Barranquilla, quien expuso sobre las medidas cautelares en procesos de familia.

Las medidas cautelares en procesos de familia son herramientas procesales que se utilizan para asegurar el derecho en disputa en un proceso judicial o trámite judicial.

Estas medidas pueden ser personales, como la suspensión de visitas a un hijo, o patrimoniales, como el embargo preventivo de bienes para asegurar una eventual indemnización.

La panelista expuso que una problématica o debate actual es el embargo de mascotas en los procesos de familia.

Hubo un caso particular, donde uno de los cónyuges solicitó el embargo de dos mascotas y solicitó la tutela de las mismas debido a su apego emocional.

Este caso plantea la pregunta de si las mascotas pueden ser embargadas.

“Desde un punto de vista legal, la ley 1774 de 2016 establece que las mascotas no son consideradas cosas ni hacen parte del patrimonio de una persona, es decir, las mascotas se vuelven inembargables. Considero que el mecanismo de embargo no es adecuado para las mascotas, ya que no son objetos sino seres sintientes”, puntualizó.

Fuente: Universidad del Norte