Esta vez, Pumarejo invitó a Noguera a la ciénaga de Mallorquín

0
23
Los mandatarios intercambiaron experiencias de los proyectos que ejecutan para impulsar el turismo sostenible en la ciudad y el departamento.

La apuesta por la recuperación de los recursos naturales que guarda la ciudad fue el eje principal del encuentro que tuvo el alcalde Jaime Pumarejo Heins con la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera.

La llevó a recorrer la ciénaga de Mallorquín, el tesoro medioambiental que por décadas estuvo en el olvido y que pronto estará al servicio de barranquilleros y visitantes.

Tras conocer los proyectos de turismo del departamento, en especial en Puerto Colombia, el mandatario distrital reveló a la gobernadora la intervención que se ejecuta en la ciénaga y que ofrecerá un contacto directo con cerca de 1.000 hectáreas que contienen manglar, distintas especies de aves y que permitirá, además, la práctica de distintas actividades recreativas.

Pumarejo detalló que la ciénaga es un pulmón ecológico del Caribe colombiano, ubicado en una de las esquinas “más increíbles del país, donde se encuentran el río Magdalena, el mar Caribe y la ciénaga de Mallorquín.

“Esta esquina nos pertenece, la teníamos olvidada y la estamos reclamando con este ecoparque de casi 1.000 hectáreas”, precisó.

Al recorrer los primeros tramos de este proyecto de recuperación, la máxima autoridad del departamento señaló que es espectacular e increíble lo que se teje aquí en la ciénaga de Mallorquín.

“Este ecoparque que está construyendo el alcalde, no solo es para los barranquilleros y colombianos, sino para todos los turistas internacionales que se conectan con la naturaleza, que sientan esa sensación espectacular que uno vive aquí. Es increíble la vista, el sol, el agua, además, al agua le están haciendo un tratamiento de saneamiento ambiental, lo que contribuye al cuidado del medioambiente”, sostuvo.

Adentrándose a la obra, el alcalde aseguró que una vez se ponga al servicio de la comunidad, los visitantes encontrarán cinco kilómetros de senderos, donde se podrá hacer avistamiento de aves, donde habrá contacto directo con la naturaleza, así como zonas delimitadas para deportes acuáticos, espacios gastronómicos, aulas ambientales, laboratorio con una universidad local y zonas para disfrute familiar, entre otros.

De igual manera, esta recuperación se integrará a la recuperación del tren turístico de Las Flores que conducirá a la playa urbana de Puerto Mocho, lo que impulsará aún más el turismo sostenible, beneficiando a los lugareños.

“Hay una recuperación de la playa, tal como lo ha hecho Elsa con otras playas del Atlántico. Es una gran apuesta por el turismo sostenible para que la gente venga y se enamore de nuestras bellezas ecoturísticas”, dijo el alcalde Pumarejo.

Fuente: Alcaldía Distrital de Barranquilla