En Uninorte, tesis doctoral da paso adelante en la robótica de asistencia para movilidad reducida

0
46

En un avance significativo en el campo de la robótica de asistencia, la investigación de la tesis doctoral del profesor Javier Sanjuan de Caro, del Departamento de Ingeniería Mecánica, ha culminado en el desarrollo de un innovador dispositivo de asistencia que tiene el potencial de transformar la vida de personas con movilidad reducida.

Los resultados obtenidos en esta tesis representan nuevas posibilidades para mejorar la calidad de vida de aquellos afectados por disfunciones de extremidades.

El objetivo de la investigación ‘Metodología para el diseño de robots de asistencia para ayudar en las actividades diarias de vida de personas con disfunciones de extremidades superiores o inferiores’, era diseñar un robot de asistencia montado en silla de ruedas que pudiera brindar apoyo continuo y confiable a las personas con disfunciones en dichas extremidades.

Estas disfunciones, que a menudo están relacionadas con trastornos del sistema nervioso central, como el accidente cerebrovascular, la lesión de la médula espinal y la esclerosis múltiple, afectan a millones de personas en todo el mundo y suponen una carga socioeconómica significativa para las familias y la sociedad en general.

En su investigación, el docente analiza varias restricciones fundamentales para el diseño de los robots de asistencia, que incluyen la necesidad de diseños de espacio de trabajo personalizados, la importancia de la plegabilidad del robot, una evaluación precisa de la capacidad de manejo de peso y la optimización del consumo de energía.

Estos aspectos clave del diseño representaron un delicado equilibrio que requería soluciones innovadoras y prácticas.

La metodología propuesta por el profesor Sanjuan se basa en la maximización de la cobertura del espacio de trabajo, lo que permite al robot realizar una amplia gama de actividades de la vida diaria de manera eficiente.

Esta metodología incluye la clasificación de las actividades en siete espacios de trabajo distintos, lo que proporciona una comprensión detallada de los diversos entornos físicos en los que se llevan a cabo estas actividades.

Además, se introdujo un avanzado algoritmo de cinemática inversa llamado HUNTER, que mejora la interacción entre el robot y el usuario, aumentando así la versatilidad y seguridad del dispositivo.

Fuente: Universidad del Norte