En el Centro, Distrito pone al servicio dos callejones recuperados

0
84
Se recuperaron cerca de 530 m² de espacio público que ahora están al servicio de todos los barranquilleros.

Dos callejones que antes estaban colmados de cocinas artesanales so desde ayer en espacio libre para el paso peatonal y el goce de visitantes del Centro de Barranquilla.

Enmarcado en el plan modelo de la transformación de este sector histórico de la ciudad, el alcalde Jaime Pumarejo puso al servicio más de 530 metros cuadrados entre el callejón Robertico y el de “los meaos”, mejorando la experiencia de los barranquilleros, al tiempo que promoverán distintas muestras artísticas, recreativas y culturales.

“Ponemos al servicio dos callejones muy importantes: el callejón de “los meaos”  y Robertico, para que dinamicen ese centro comercial –la galería recuperada–, y hacer eventos culturales. Por qué no, aquí, un bautizo, un matrimonio, un quinceañero; que poco a poco se vuelva un dinamizador de la cultura y la gastronomía en el Centro de Barranquilla. Estos son iconos que nos demuestran que sí es posible, además de la belleza natural que tiene nuestro Centro, nuestra belleza arquitectónica, nuestra riqueza, que hay que saber aprovechar”, expresó el alcalde Pumarejo.

El objetivo es que se sigan recuperando estos espacios y anticipó que pronto se entregarán el mercado del Río, Gran Bazar, Sredni, Barlovento, nuevas plazas de mercado que se están construyendo.

“Sacaremos de las calles a 1.200 vendedores estacionarios de 4.000 censados en Barranquillita y en el Centro. Podremos despejar y mejorar la movilidad, pero también,  mejorar la calidad de vida de las personas”, dijo.

El trabajo que continúa es que las personas lleguen al Centro, a los mercados, para que así renazca, “que se llenen de vivienda, oficina y de trabajo para que de esa manera el Centro sea dinámico nuevamente. Poco a poco vamos enamorando a la gente; íconos como este van a hacer que la gente quiera venir a conocer las cosas que se están haciendo, que vean cómo el Centro puede renacer. La idea es irle cambiando la cara al Centro y trabajar con la gente para que puedan mejorar su oferta gastronómica y cultural”, enfatizó.

Detalles de la intervención

Localizado en la Kra 42B entre calles 30 y 31, el callejón Robertico fue el primero que el alcalde Pumarejo recorrió con el secretario de Control Urbano y Espacio Público, Ángelo Cianci, y con Noraldis Contreras, una de las 10 cocineras reubicadas dentro de la galería comercial Robertico.

En este punto, conocido como el callejón de las cocineras, se recuperaron 350 metros en los que se arregló el sistema de alcantarillado, se hizo dotación de plantas, iluminación y arreglo de las paredes.

“Ahora me siento bien en la galería Robertico. Esta reubicación es lo mejor que me ha podido pasar porque antes en la calle me maltrataba el carretillero, la lluvia, el sol, ahora estoy maravillosa. Me siento excelente y feliz porque ahora me llegan más clientes a los que les doy un mejor servicio”, expresó Noraldis Contreras, la dueña del restaurante Los Junioristas.

El recorrido continuó en el callejón de “los meaos” en la Kra 42C, entre calles 30 y 33, donde se intervinieron 180 con adecuaciones en paredes y andenes. Aquí fueron reubicadas 10 cocineras que ahora están en la plazoleta de comidas de la galería comercial San Nicolás.

El secretario Ángelo Cianci señaló que este proyecto es un nuevo paso hacia el renacer del Centro, tal como está enmarcado en el plan de gobierno.

“Hoy ponemos en funcionamiento estos callejones, pero también vemos cómo ha sido este proceso, cómo aquí había unas cocineras y cómo dignificamos la labor porque las llevamos a espacios donde tienen todas las condiciones para poder seguir llevando el sustento a sus casas, y transformamos estos callejones en lo que queremos nosotros que sea: las miras al futuro de lo que es el Centro de Barranquilla. Esto es un abrebocas de en qué se pueden convertir los callejones del Centro”, explicó Cianci.

Fuente: Alcaldía Distrital de Barranquilla