Alameda del Río y Miramar, quedarán más conectados con intercambiador vial

0
62
La primera etapa del proyecto, cuyo proceso de licitación fue aperturado ayer, durará 24 meses.

A la altura de la avenida Circunvalar con Kra 43, en el primer tramo construido para conectar Alameda del Río con Miramar, quedó asegurado al abrirse la licitación para construir el intercambiador vial para el desarrollo social y económico del sector.

Además, de mejorar la movilidad y descongestionar el tránsito, beneficiando así a 96.000 residentes de esta ciudadela y a cerca de 28.000 usuarios que diariamente circulan por esta arteria.

Al dirigirse a la comunidad del sector, el alcalde Jaime Pumarejo recordó que los trabajos que se hicieron inicialmente “fueron unos paliativos, sabiendo que no eran la solución final”, refiriéndose a la acción de encauzar de mejor manera el tráfico mientras llegaba la solución definitiva.

“Hoy podemos decir que el sector privado, la Alcaldía, los ciudadanos y el Concejo, se pusieron de acuerdo para hacer buen uso de los impuestos, pero el mismo tiempo para que la empresa privada confiara en Barranquilla y dijera: yo voy a apostarle mis impuestos futuros, ponerlos hoy y hacer una obra”, destacó el mandatario distrital.

Para el alcalde, lo más importante es que “este será un modelo para muchas urbanizaciones en Colombia, porque aquí estamos mostrando que una plusvalía bien cobrada repercute en obras que dan beneficio a la misma urbanización y al impacto de la zona. Habrá menos congestión para los usuarios de la Circunvalar, para los que salen y entran al barrio, nos conectaremos mejor con Miramar y por la Kra 43 hacia el resto de la ciudad”.

La Gerencia de Ciudad escuchará a la comunidad para incorporar sus propuestas e inquietudes en los planes de acción barrial que el Distrito viene realizando en distintos sectores.

Al evento asistieron la secretaria de Planeación del Distrito, Diana Mantilla; la secretaria de Tránsito, Sandra Herrera; y los presidentes de las constructoras desarrolladoras del proyecto de vivienda Alameda del Río: Bolívar, Prodesa, Colpatria y Amarilo; y representantes de la comunidad beneficiada.

Camilo Alzate, gerente de estructuración de Constructora Bolívar, manifestó la complacencia de la compañía al hacer parte de un proyecto “que le trae progreso a una comunidad tan importante; de hecho a la ciudad completa le trae progreso, un proyecto que -de no ser por la voluntad de trabajo en equipo entre los actores públicos y los actores privados- no se podría estar llevando a cabo”.

Alzate aseguró que el proyecto del intercambiador vial es “mucho mejor” del previsto en un principio.

Añadió, de igual forma, que desde la constructora “le seguimos apostando a Barranquilla, consideramos que es la ciudad con mayor progreso de Colombia y creemos que va a ser así por muchos años más, entonces seguimos jugados por Barranquilla, apostándole a su progreso”.

Detalles de la obra

La obra significa un alivio para el tránsito en la zona, toda vez que contará con la construcción de 2 viaductos paralelos a la Circunvalar y una glorieta a nivel con sus respectivos ramales de ingreso y salida.

Se estima que la primera etapa del proyecto, que tendrá una inversión de 59.000 millones de pesos y será financiada con recursos del Distrito y de las constructoras de Alameda del Río, se ejecute en 24 meses, generando 500 empleos entre directos e indirectos.

Édgar Fandiño, un administrador de empresas pensionado que vive con su esposa en el conjunto residencial Andarríos desde 2022, manifestó su gratitud por el inicio de esta obra que ha sido también tarea de la Junta de Acción Comunal, “que ha estado al pie de lo que hoy es la oportunidad de tener un impacto que cambiará la vida nuestra por el tema vial y ayudará a la ciudad en ese mismo propósito”, dijo el beneficiario.

Para la secretaria de Planeación, Diana Mantilla, esta obra permitirá la articulación de la ciudad en la Kra 43, descongestionando la salida y entrada vehicular y peatonal de los residentes de Alameda del Río y Miramar para conectar de norte a sur, de sur a norte y de oriente a occidente.

“Es un trabajo articulado con el sector privado que, si bien hace parte de las cargas urbanísticas aprobadas en el plan parcial El Volador, estaban en mora de ser ejecutadas porque se debían hacer los diseños, cálculos estructurales y presupuestos; entonces, lograr concretar los costos y especificaciones técnicas no fue trabajo fácil”, expresó la funcionaria.

Asimismo, Mantilla destacó que fue vital el trabajo mancomunado de las dependencias de la Administración distrital, el sector privado y el Concejo de la ciudad, quienes apoyaron al mandatario distrital para que con el pago anticipado de la delineación urbana se pudiera terminar de financiar esta obra distrital, y así darle respuesta y soluciones a este sector tan importante de ciudad.

Fuente: Alcaldía Distrital de Barranquilla