La admiración por Barranquilla de una periodista bogotana

0
784
Catalina Guerra con el alcalde de Baranquilla, Alejandro Char, Cortesía Mónica Mercado.

“Prensa económica” es nuestra red de periodistas que cubrimos esta fuente, que constituimos hace 4 años y donde hay 161 colegas, jefes de prensa y comunicaciones de respetadas entidades locales y nacionales. Tiene fama de ser un chat serio y muy profesional.

Luego de las horas difíciles que ha vivido el país y principalmente la capital, ayer a las 7:59 a.m. nos sorprendió gratamente un comentario hecho desde el corazón, por Catalina Guerra, gerente general de Miajencia Comunicaciones SAS.

Había venido a Barranquilla a una gira de medios con Motorola.

En ese momento estaba en el aeropuerto Ernesto Cortissoz, intentando por tercera vez, abordar el vuelo que la retornara a Bogotá.

Estas fueron sus palabras:

“Disculpen que hoy hable de otro tema en este grupo.

Estoy en el aeropuerto desde las 6:00 a.m. en mi tercer intento de regresar a Bogotá.

Desde que decidí confirmar la agenda de medios, programada para el 21 de noviembre, muchos me dijeron ¡Cómo se te ocurre!

Les dije que lo haría porque confiaba en Barranquilla, en su civismo y amor por la ciudad. No me equivoqué.

Ojalá mi ciudad [Bogotá], emulara este ejemplo.

Gracias a los periodistas que cumplieron la cita que acordamos. Gracias Moni Mercado, porque en medio del paro llevaste a estas cachacas a conocer el Malecón.

Me voy maravillada con Barranquilla y su gente, y con el corazón arrugado por Bogotá”.

Inmediatamente afloraron palabras de gratitud a Cata de parte de los colegas del chat, a lo que Catalina agregó:

“Con el corazón muy sensible los leo entre lágrimas. Siempre le he dicho a esta tierra #BarranquillaDeMisAmores y hoy confirmo esa declaración. A seguir cuidando esta ciudad tan hermosa y ser ejemplo al país”.

Según Mónica Mercado, Catalina Guerra no necesitó su guía turística, para contarle lo que pasaba en el Malecón, porque para su sorpresa allí en Caimán del Río estaba el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char. Cata agrega:

“Abracé al alcalde. Era jueves, 3:00 de la tarde y Barranquilla en calma. Y él, orgulloso de todos en la ciudad, mientras que en el resto del país la zozobra apenas comenzaba”.

Finalmente, Catalina Guerra pudo subirse al avión tres horas después, no sin antes desayunar en el Cortissoz arepa de huevo con jugo de corozo y reiterar en su Facebook:

#BarrabquillaDeMisAmores.

Jaime Rueda Domínguez