Piojó, una tierra que sorprende

0
17
Punta Astilleros forma parte de los 5 km de playas que tiene el municipio de Piojó. Imagen Gobernación del Atlántico

POR: JAIME RUEDA DOMINGUEZ

Conocido como “el balcón del Atlántico”, el municipio de Piojó está a 68 km de Barranquilla, a 323 metros sobre el nivel del mar, con las máximas alturas del departamento y una temperatura refrescante de 26 grados en promedio de enero a diciembre.

Tal vez, Imitiola, es el apellido representativo de la población. Equivale a los Barceló en Soledad o a los Rúa en Palmar de Varela.

Hasta hace algunos años la cadena radial RCN tenía sobre uno de sus cerros su antena repetidora que enlazaba la señal desde Barranquilla con la “torre sonora” en la capital colombiana.

En en un Kiosko en el corregimiento de Aguas Vivas, se posesionó el 31 de diciembre 2000 el ex gobernador del Atlántico y hombre de radio, Ventura Díaz Mejía.

Piojó atesora en sus entrañas 42,98 hectáreas de bosque seco tropical, destacándose Los Charcones, con diversidad de flora y fauna, y tres pozos de aguas naturales para disfrutar del turismo ecológico.

Se trata de de la primera reserva natural de iniciativa privada del Atlántico, declarada por Parques Nacionales Naturales de Colombia, mediante Resolución 031 del 6 de marzo de 2018.

En este paraíso se puede disfrutar de senderismo y avistamiento de aves, entre otros atractivos.

Además, también en Piojó está la zona protegida de El Palomar, una de las tres zonas públicas de conservación de especies de fauna y flora en el departamento del Atlántico, al lado de Luriza (Usiacurí) y Los Rosales (Luruaco).

Su territorio rural es plano, su parte hidrográfica cuenta con 5 km de mar, de Punta Astillero, hasta la Boca de la Barra, Ciénaga del Totumo, manantiales como los mameyales, carvaduria, los charcones, las lajitas, pozos de pedro Gómez, pozos de las perdices, hanume, la bomba, pozo grande y pozo Hermelinda.

El celebre compositor de Polonuevo, Julio Ojito Mendoza (1908-1983) le dedicó a Piojó un porro con el mismo nombre, que grabó la orquesta de Jesús Nuncira Machado.

En 1984, cuando descentralizamos las emisiones de Radiosucesos RCN Atlántico, hicimos un noticiero en Piojó, con Tony Lemus Navarro, mientras que el transmóvil 4 de la cadena lo condujo Rafael “Maracaná” Manjarrez.

Desde 2018 se construye en Piojó el parque de diversiones Caribe  Aventura, entre Barranquilla y Cartagena, con entrada por la vía al Mar a la altura del km 51, próximo a inaugurarse.

Como anécdota suelta recordamos a un periodista cachaco despistado, durante unas elecciones para Senado reportó en el Atlántico tantos votos por Jose Name “en Piojo” (sin tilde) y no Piojó.

Desde abril de 2022 sus 12.000 y tantos  habitantes disfrutan de agua potable 24 horas diarias.

Historia

Piojó fue fundado el 5 de junio de 1533 (el mismo año de Cartagena y Tubará) por Francisco César, lugarteniente de Pedro de Heredia (fundador de La Heroica y Tubará), quien pasó por el lugar y halló el asentamiento mocaná dirigido por el cacique Phión, de quien se origina el nombre del pueblo.

Francisco César ocupó el sitio y terminó casado con Catalina, la hija del cacique, india en cuyo honor se levantaría luego el famoso monumento de Cartagena.

Tendrían que pasar, sin embargo, tres siglos y medio para que en 1905 (el mismo año en que se creó el departamento del Atlántico) Piojó fuera elevado a la categoría de municipio a través de la Ley 17 del 11 de abril.

El municipio está ubicado a 68 km de Barranquilla, en lo alto del cerro La Vieja, costado occidental del departamento.

Tierra fértil para sembrar maíz, yuca, millo y algodón.

La actividad ganadera es la más abundante. Tiene además cultivos de palma de iraca, en cuyo homenaje los piojoneros organizan desde 1994 el Festival Departamental de la Palma Amarga, el sábado de Carnaval, donde se baila porro y fandango, y se elige una reina departamental.

La otra fiesta del pueblo se realiza el 13 de junio, en honor a San Antonio de Padua, patrono local.

En el entorno de Piojó está el Centro Recreacional Ecoturístico Calvaduria, que ofrece también las maravillas naturales de este hermoso lugar, en el km cero vía Aguas vivas Usuacurí.
Leyenda del Cerro La vieja
En este municipio de tejen muchas leyendas, entre ellas la del Cerro La Vieja. Era una señora que vivía debajo una piedra ubicada en ese lugar. Salía cuando las personas pasaban a hacia Cartagena y realizaba una especie retén para solicitarle que a su regreso le trajeran una cinta o una peineta; si no traían su encomienda desaparecía el camino y la gente se perdía. De ahí el nombre del cerro.
Hoy Piojó vive el peor momento de su historia por cuenta del cruel invierno que sigue arreciando por todo el Atlántico. Esa es otra historia que estamos narrando en nuestra página web.
Fuente: El Tiempo y Caracol Radio