‘Manos a la ciénaga’ sembrará 300 mangles en el parque Isla Salamanca

0
7

El programa  ‘Manos a la ciénaga’ de Ecocampus, vigente desde 2014 como respuesta a las quemas que llevan más de una década en la Vía Parque Isla Salamanca, ayuda a recuperar el ecosistema de la ciénaga.

Este martes. se trasladarán las plántulas de mangle que se cuidaron durante 7 meses en el Aula Viva de la universidad y el sábado, 26 de nov., será su siembra en el ecosistema.

La Vía Parque Isla Salamanca es un pulmón de aire fresco para Barranquilla y un aeropuerto natural para las casi 200 especies de aves que resguarda, entre residentes, migratorias y endémicas.

Su preservación es vital para la supervivencia del ecosistema que protege.

Por eso el programa Ecocampus de la Universidad del Norte, en conjunto con profesores, colaboradores y estudiantes, contribuye a la solución de este problema que tiene un impacto ecológico, social y económico.

Ecocampus ha aportado a la recuperación del bosque manglar, trayendo semillas al Aula Viva, cuidándolas y sembrándolas en las zonas más afectadas por las quemas.

Los principales impulsores han sido estudiantes y profesores.

Este año, una comitiva fue en mayo y recolectó propágulos en el Vía Parque Isla de Salamanca.

“Trabajamos con funcionarios del parque, quienes les indicaron las zonas donde se debían recolectar las semillas de mangle rojo”, indica Javer Herrera, asistente de Ecocampus.

Este martes, 40 personas, entre estudiantes de Uninorte, del Colegio Royal School y colaboradores de la empresa Logicem, clasificarán los mejores mangles en el Aula Viva.

Cerca de 300 plantas serán trasladadas en bus al Vía-Parque para que empiecen su proceso de adaptación en el ecosistema. Los voluntarios también realizarán un recorrido para reconocer el ecosistema.

El sábado, otras 40 personas sembrarán las plántulas, entre estudiantes, grupos estudiantiles ambientales y colaboradores de la empresa Ultracem y Logicem.

A diferencia de años anteriores, se realizará en montículos acuáticos para evaluar el crecimiento.

Fuente: Universidad del Norte