Seguridad eléctrica, una prioridad para evitar accidentes

0
19

Las instalaciones eléctricas tienen implícito un riesgo que se encuentra en la mayor parte de las actividades humanas e implementar medidas preventivas al interior de los hogares, establecimientos comerciales o industrias puede salvar vidas.

Los riesgos eléctricos se pueden presentar en las redes de alta, media y baja tensión aéreas y subterráneas; así como dentro de nuestras casas cuando se manipulan las conexiones internas, electrodomésticos, herramientas eléctricas y en general artefactos eléctricos.

Si bien es cierto la energía permite el disfrute de la ventilación, refrigeración y el sano esparcimiento, existen riesgos que pueden ser prevenidos construyendo instalaciones eléctricas internas con personal técnico calificado, con materiales certificados y que cumplan con la regulación actual en Colombia, así como realizar periódicamente mantenimientos a las instalaciones y electrodomésticos.

Los conductores internos o cableado deben tener el calibre adecuado para los equipos que se van a conectar, una extensión defectuosa, un tomacorriente en mal estado o falta de mantenimiento de un electrodoméstico puede ocasionar una descarga eléctrica y por ende la muerte de una o varias personas.

Igualmente, no se deben sobrecargar las conexiones eléctricas para evitar incidentes lamentables e instalar puestas a tierra, así como las protecciones adecuadas para la carga de cada vivienda para proteger la vida de las Personas.

Lamentablemente, en algunas instalaciones se utilizan empalmes artesanales en las redes internas/externas o se dejan cables expuestos lo cual aumenta el riesgo de accidentes por origen eléctricos.

Seguridad eléctrica en exteriores

Infortunadamente algunas personas hacen intervenciones urbanísticas en sus casas sin los debidos permisos y sin cumplir con las distancias mínimas de seguridad para evitar accidentes eléctricos.

De acuerdo con el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas – RETIE, se deben respetar las distancias mínimas de seguridad para no generar alto riesgo de sufrir accidentes con consecuencias graves, daños irreparables por acercamiento de personas, animales, vegetación, estructuras, edificaciones o cualquier otro tipo de equipos.

Es importante que cuando se vayan a realizar construcciones no se manipulen varillas, palos, tubos, alambres cerca de las redes eléctricas que pueda violar las distancias mínimas de seguridad y se pueda producir accidentes por contacto directo con la red, inducción o arco eléctrico.

Si requiere realizar actividades como instalación de antenas, mantenimiento a las edificaciones se debe verificar que no haya redes eléctricas cerca.

Adicionalmente, no se debe utilizar la infraestructura eléctrica para instalar carteles, pasacalles o pancartas. Tampoco deben arrojarse objetos sobre las redes eléctricas.

Es fundamental que ante la caída de una línea al piso se debe informar de inmediato a la empresa de energía marcando el 115 desde cualquier teléfono fijo o celular.

Además, se puede reportar a través de la App Air-e el incidente para que un técnico especializado aísle el peligro y repare la red. Por ningún motivo ninguna persona debe manipular o acercarse a la red eléctrica.

Zonas de servidumbre

Es la franja de terreno que debe estar sin obstáculos a lo largo de una línea de transporte o distribución de energía, como margen de seguridad para la construcción, operación y mantenimiento de dicha línea, así como para tener una interrelación segura con el entorno.

No respetar las zonas de servidumbre expone a riesgos eléctricos a las personas, animales y vegetación. Por lo cual está prohibido la siembra de árboles de alto crecimiento y la construcción de cualquier tipo de edificación para albergar personas o animales.

Respetar las normas y acatar las recomendaciones de seguridad eléctrica protege vidas.

Fuente: Relaciones Externas Air-e